Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil salpica a Armengol en el caso Puertos

Sospecha que se reunió con Gual de Torrella y hablaron de los concursos amañados

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol.

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol. Europa Press

La Guardia Civil salpica a la presidenta del Govern, Francina Armengol, en el escándalo del presunto amaño de la concesión del puerto de Maó. Y lo hace al aparecer su nombre escrito en un documento que fue intervenido a la secretaria del expresidente de la Autoritat Portuària de Balears, Joan Gual de Torellla, quien fue detenido hace unos meses acusado de amañar contratos públicos. El documento refleja una reunión que mantuvieron Armengol y Gual de Torrella semanas antes de la intervención de la Guardia Civil, que llevó a cabo un amplio registro en las oficinas principales de la Autoritat Porturària.

Este documento, cuya existencia fue adelantada esta mañana por el diario El Mundo, ha sido incorporado al sumario del caso y fue intervenido en los archivos de la secretaria de Gual de Torrella. Únicamente se señala el nombre de Francina, pero no se tiene ninguna duda de que se está refiriendo a la presidenta del Govern balear.

Según apunta la Guardia Civil, Armengol y Gual de Torrella habrían mantenido una reunión personal antes del registro de la sede de la AP para tratar varios asuntos relacionados con la actividad portuaria, como por ejemplo el tema de los cruceros. Que dos cargos públicos se reúnan no tiene nada de extraño, pero en este caso la Guardia Civil apunta sus sospechas de que pudieron tratar el tema de las polémicas concesiones de las instalaciones portuarias de Maó e Eivissa, que están bajo la lupa de los investigadores. Sospechas que se justifican por la aparición en el documento encontrado de dos anotaciones manuscritas: «MH Guardia Civil» e «IBZ Confidencial». Además se añade una tercera palabra: «perdedores concurso». Se refieren a las concesiones de los puertos de Maó e Eivissa, que según sospechan los investigadores pudieron ser amañadas desde la propia dirección de la Autoritat Portuària.

De los detalles de esta investigación judicial, que dirige la jueza Martina Mora, poco se sabe, porque la mayor parte se mantiene bajo secreto. La magistrada únicamente ha levantado parcialmente una parte de la investigación y se refiere al concurso para la explotación de la instalación portuaria de Maó.

La jueza dictó hace varios días un contundente auto, en el que afirma que existen sólidas sospechas de que la concesión administrativa a través del concurso fue amañada. Se favoreció a una sociedad, formada por las cinco principales empresas menorquinas del sector náutico, que tuvo una información privilegiada de los detalles del concurso, lo que le permitió jugar con ventaja con respecto a otros competidores. Se indicaba en el auto que el presidente y el director de la Autoritat Portuària impulsaron las maniobras precisas para el amaño, a través de los integrantes del Consejo de Administración, siguiendo las órdenes políticas que habían recibido para que la explotación fuera entregada a empresas de la isla. No se mencionan nombres concretos de políticos, pero la jueza se está refiriendo a personas públicas de la isla de Menorca, que habrían utilizado su influencia para favorecer a las empresas más fuertes del sector de la isla.

La jueza, en ningún momento, se refiere en su resolución a la reunión, descubierta a través del documento, que mantuvieron la presidenta Armengol y Gual de Torrella, que fue obligado a dimitir tras su detención.

El PP reaccionó de inmediato al aparecer esta mañana la noticia sobre la posible implicación de Armengol en el caso de corrupción que protagoniza la Autoritat Portuària de Balears.

Así, la formación política calificó de grave los hechos que se recogían en la información publicada en internet , al señalarse que la presidenta del Govern pudo mantener una reunión personal con Joan Gual de Torrella para hablar de los concursos públicos portuarios que estaban bajo la lupa de la Guardia Civil, por sus sospechas de corrupción. El Partido Popular considera que ante la gravedad de los datos que apunta la investigación Armengol debería explicarse.

Mientras tanto, el Govern, a través de los portavoces oficiales, ha mantenido hoy una posición de silencio ante la aparición de la noticia que señalaba que Armengol había mantenido una reuniónn con Joan Gual de Torrella, previa a la detención del presidente de la Autoritat Portuària acusado de graves delitos de corrupción. Un silencio que se justificó porque oficialmente no se tenía conocimiento de la existencia de dicho documento, ni tampoco se sabía cual era la interpretación exacta que realizaba la Guardia Civil de dicha prueba.

Además del PP, el partido político de Ciutadans exigió ayer que la presidenta Armengol de las oportunas explicaciones sobre este grave asunto.

Compartir el artículo

stats