Las concentraciones convocadas en apoyo al rapero Pablo Hasel durante este martes, en las que han participado miles de personas, han concluido este martes con 15 personas detenidas y 33 heridos durante las cargas y altercados registrados en varios puntos de Cataluña y Valencia.

En concreto, se han registrado incidentes en varias ciudades catalanas como Barcelona, Girona, Lleida, Vic, Reus, así como en la ciudad de Valencia, donde los manifestantes se han enfrentado a los agentes y se han producido daños en el mobiliario urbano.

“¡Resistencia!”, “Pablo, compañero, estamos a tu lado” y “¡Libertad Pablo Hasel!”, han sido los lemas más utilizados durante las manifestaciones convocadas para protestar por la detención esta mañana del rapero por enaltecimiento del terrorismo.

El arresto del rapero a primera hora de este martes en la Universidad de Lleida donde se había encerrado para evitar ser detenido para cumplir la pena de prisión a la que le condenó la Audiencia Nacional ha llevado a la convocatoria de varias concentraciones de apoyo en distintos puntos de la geografía española.

En Barcelona, la protesta ha congregado desde las 19.00 horas a unas 1.700 personas en la plaza Lesseps, cortando General Mitre, al grito de 'Libertad Pablo Hasel', mientras un grupo de los congregados rapeaban con un micrófono y un altavoz.

Durante la misma, que ha llegado a congregar a 5.000 personas, algunos de los participantes han lanzado objetos contundentes como piedras y material de obra y botellas de vidrio a los Mossos y los agentes han respondido disparando balas de foam. Además, han quemado múltiples contenedores en varios puntos de la ciudad, así como motocicletas estacionadas, y han forzado la entrada de dos sedes bancarias.

Máxima tensión en Barcelona en las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasél

Como resultado, se han producido daños a mobiliario urbano y vehículos privados y algunas calles como la Vía Augusta, Gran de Gràcia o Paseo de Gràcia se ha visto afectadas. Además, dos personas han sido arrestadas, según ha informado la policía catalana.

En Lleida, ciudad natal de Pablo Hasel, la concentración ha llegado a reunir a unas 1.200 personas en la plaza de la Catedral, según cifras de Policía Local, y ha arrancado con la canción 'Nuestras Libertades' del rapero.

Durante la misma, los manifestantes han tirado huevos delante de la sede del PSC, en la Avinguda Blondel, y han coreado consignas contra el PSOE y Unidas Podemos, antes de dirigirse en dirección a la Subdelegación del Gobierno en la capital leridana.

Además, han quemado contenedores y una moto de la Guardia Urbana y han agredido a sus agentes, con lanzamiento de adoquines y material pirotécnico contra la línea policial en la zona de la Subdelegación. Como consecuencia de ello, ocho personas han sido detenidas y tres agentes de la Guardia Urbana han resultado heridos

En Girona, la convocatoria ha sido secundada por unas 5.000 personas, que se han congregado a partir de las 20.00 horas en la plaza 1 d'Octubre. Los participantes se han dirigido hacia la sede de la Generalitat entre los cánticos 'Catalunya antifascista' o 'Libertad Pablo Hasel'.

Algunos de ellos han quemado contenedores y han reventado aceras para tener objetos pesados similares a piedras para lanzar a los Mossos d'Esquadra. Otros, por su parte, han recuperado botellas y objetos del contenedor de vidrio para arrojarlos a los agentes.

Asimismo, han causado daños en una entidad bancaria en la zona de Jaume I con calle Sèquia, que han atacado con fuego, y desperfectos en señales viarias en la zona. El acto de protesta ha dejado al menos seis manifestantes heridos, según cifras la entidad Sanitaris per la República.

En otras poblaciones catalanas de menor tamaño poblacional también se han registrado incidentes durante los actos de apoyo al rapero. Así, en Vic (Barcelona) los congregados han lanzado piedras alrededor de la comisaría y han provocado destrozos en el edificio como rotura de cristales. En esta protesta, cuatro personas han sido detenidas.

Finalmente, en otros puntos como Reus (Tarragona) también se han registrado incidentes durante la concentración de apoyo.

Incidentes y cargas en Valencia

La concentración celebrada en Valencia ha acabado también con algunas cargas policiales e incidentes, como el vuelco y quema de contenedores en las inmediaciones de la plaza del Ayuntamiento.

Los participantes se han congregado a partir de las 19 horas en la plaza del Ayuntamiento, con distancia de seguridad entre los participantes, algunos ataviados con máscaras valencianas en las que se leía la frase 'llibertat exp' y una raya roja.

La protesta ha comenzado entre aplausos, canciones del artista y gritos de "Valencia está contigo". Al principio de la concentración se han coreado mensajes como "esto es una mafia"; "lo llaman democracia y no lo es, es una dictadura y lo sabéis"; "Hasél, amigo, València está contigo"; "llibertat presos polítics" y "València es antifeixista". Los manifestantes han escrito con tiza en el suelo 'libertad PH' y han defendido con una pancarta que 'sense llibertat no hi ha democràcia' ('sin libertad no hay democracia').

Pasadas las 19.40 horas, algunos de los participantes han tratado de desplazarse de la plaza del Ayuntamiento hacia la calle Colón. En ese momento se han registrado cargas policiales que han hecho retroceder a algunas personas.

La Policía ha vuelto a cargar para dispersar a los participantes y algunos se han dirigido hasta la calle Xàtiva, donde se han dispersado. En las inmediaciones de esta vía, se han volcado contenedores y se ha llegado a quemar uno de ellos, ubicado en la calle Cervantes, hasta donde se han desplazado los bomberos para apagar las llamas.

Así, fuentes de Delegación del Gobierno han confirmado a Europa Press que se han producido cargas al final de la protesta, cuando algunos participantes han tratado de moverse del lugar de la concentración --que había sido comunicada a las autoridades--, y marchar hacia calles cercanas. Han precisado que se han producido incidentes en las calles María Cristina y de las Barcas, donde algunas personas han volcado contenedores.Tranquilidad en Baleares

En Palma de Mallorca, hasta 200 de personas, según el primer recuento oficial de la Policía Nacional, se han concentrado en la plaza de España sin que se registraran incidentes relevantes.

La protesta ha tenido lugar a las 19.00 horas, junto a la misma vez de otra que se ha producido en sa Bassa, en Manacor. En Menorca, concretamente en Mahón, también ha habido una concentración en la plaza Miranda.

Todas las iniciativas han sido convocadas a través de las redes sociales. En la de Palma, la Policía ha indicado a los manifestantes que se debían disolver por las medidas de restricción impuestas para el control de la pandemia.

Asismimo, los agentes han identificado a una veintena de personas. No obstante, no se han producido incidentes graves y los manifestantes se han ido disolviendo con normalidad.

Durante al menos una hora, las personas congregadas han gritado proclamas como 'Las calles serán siempre nuestras', 'No nos callarán, no pasarán', 'Los borbones a los tiburones', 'Marivent, casal popular' y 'Libertad de expresión, Valtonyc absolución'.

Casado

El presidente del PP, Pablo Casado, ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales a la Generalitat de Cataluña en el que exige "parar de inmediato los disturbios de los radicales en varias ciudades", en protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

"Todo nuestro apoyo a los Cuerpos de Seguridad del Estado y nuestra exigencia de responsabilidad a los partidos que están alentando estos altercados", ha afirmado el líder popular.

Sàmper: "Con violencia no podemos garantizar los derechos"

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha expresado este miércoles al valorar los altercados durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel: "Con violencia no podemos garantizar derechos fundamentales".

"Absolutamente todos los derechos fundamentales tienen sus límites", ha censurado en rueda de prensa junto al comisario Joan Carles Molinero tras reunirse con la cúpula de Mossos después de las protestas por la detención de Hasel la noche de este martes.

Este miércoles Sàmper ha reunido en el Complejo central de los Mossos en Sabadell (Barcelona) al mayor del cuerpo, Josep Lluís Trapero; el director general, Pere Ferrer, y otros mandos de Mossos para analizar los altercados que la noche del martes dejaron 18 detenidos y 30 manifestantes y 25 policías heridos y daños en el mobiliario urbano de varias ciudades, además de destrozos en la comisaría de Vic (Barcelona).