El candidato el PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, ha apelado a los indecisos que quieren un Govern alternativo al de Junts y ERC que concentren su apoyo en la candidatura socialista, pues "los votos del cambio que no vayan al PSC serán en cierta medida votos perdidos".

Illa se ha expresado en estos términos durante un acto de campaña en Lleida, en el que también ha intervenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet; y el número uno del PSC por la circunscripción leridana en las elecciones del próximo , Òscar Ordeig.

"Los votos del cambio que no vayan al PSC serán en cierta medida votos perdidos, porque no harán más que posibilitar la alianza independentista que nos ha llevado a diez años perdidos. Sabemos que no se soportan, pero tened claro que si suman volverán a gobernar juntos, y no nos lo podemos permitir", ha exclamado.

Illa ha insistido en que para "pasar página" a diez años de procés en los que la "decadencia" ha ganado el terreno a la "excelencia" que había caracterizado a Cataluña otrora, hay que "concentrar" el voto en el PSC. En este sentido, se ha dirigido a "quienes creyeron en el cambio" en 2017 -en alusión velada a quienes optaron por Cs, que ganó ese año las elecciones catalanas con 36 diputados- para pedirles que esta vez apuesten por los socialistas.

"Hay que llenar las urnas de votos para avanzar, de votos de ilusión, por encima de ideologías y por encima de partidismos (...) Sé que mucho de ese voto será prestado, es un voto de confianza, pero os aseguro que lo vamos a saber administrar. Podéis confiar", ha dicho. Y, tras prometer a esos votantes potenciales que su papeleta "esta vez sí que tendrá utilidad y servirá para cambiar cosas", ha asegurado que si obtiene la primera plaza se presentará a la investidura, a diferencia de lo que hizo en su día la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a quien se ha referido sin nombrarla directamente. "Yo no me iré", ha recalcado.

El candidato del PSC ha reivindicado que su agenda de gobierno es la de la "política real", que prioriza "lo que de verdad importa por encima de cualquier otra cosa": la lucha contra la pandemia, la reactivación de la economía y el refuerzo de los servicios sociales para "asegurar que nadie quede atrás".

Para lograr estos objetivos, ha agregado, es preciso recoser la sociedad catalana porque "cuando Cataluña está dividida fracasa, pero cuando Cataluña va unida es imparable". "Cataluña necesita aire nuevo", ha resuelto.

Batet: "Cataluña no puede perder cuatro años más"

La presidenta del Congreso de los Diputados, la socialista Meritxell Batet, ha llamado a concentrar el voto en el candidato del PSC para pasar página al procés, pues Cataluña no puede "perder" cuatro años más con un gobierno independentista que dedique sus esfuerzos a ir tras un "espejismo".

La dirigente socialista ha lamentado que la obra de Govern de los sucesivos gobiernos independentistas "se ha limitado al proceso secesionista", lo que ha llevado a Cataluña a perder energía y oportunidades "tras un espejismo". En ese camino, ha agregado, Cataluña ha perdido "prestigio" y ha dejado de ser admirada por otras regiones de España y de Europa: "No sé si el mundo nos mira, lo que sé es que nos han dejado de admirar", ha subrayado.