El 99% de los jueces dicen sentirse totalmente independientes para tomar decisiones en el ejercicio de su función jurisdiccional y casi el 90% sostiene que los políticos eluden su responsabilidad y optan por judicializar los asuntos complejos en lugar de alcanzar pactos. Estos son algunos de los resultados de la encuesta publicada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y realizada por Metroscopia entre los pasados 8 y 22 de septiembre, mediante entrevistas telefónicas a mil jueces y magistrados en activo, casi un 20% de la carrera.

El 90% de los encuestados afirma no haber recibido nunca indicaciones o sugerencias sobre cómo resolver un caso concreto por parte del Gobierno, de las comunidades autónomas o del CGPJ, y el 88% tampoco de partidos políticos, de otros jueces o de grupos de presión económicos o sociales. El porcentaje desciende hasta el 72% cuando la pregunta se refiere a la presión mediática y un 9 por ciento responde que "con frecuencia" se siente presionado por los medios de comunicación, de los que una gran mayoría, el 84%, piensa que no reflejan adecuadamente el quehacer judicial. Pero el 84% de los integrantes de la carrera judicial dicen que a la hora de dictar sentencia nunca (32%) o raramente (52%) tienen en cuenta posibles presiones.

La encuesta revela un claro interés por erradicar cualquier apariencia de contaminación política, que se manifiesta en un apoyo mayoritario, del 90%, a que los doce vocales del turno judicial del CGPJ vuelvan a ser designados por elección directa y no por las Cortes.