La Audiencia de Barcelona acordó que el decomiso de bienes de CDC por valor de 6,6 millones, entre ellos 23 inmuebles, se destinen al pago de responsabilidades civiles del Palau de la Música, el Orfeó Català y Hacienda, como perjudicados por el expolio.