El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (Madrid, 1949) saldrá de prisión en régimen de semilibertad aunque estará sometido a control telemático hasta el cumplimiento pleno, en abril de 2023, de la pena de cuatro años y medio de prisión a la que fue condenado por apropiación indebida en el escándalo de las tarjetas de crédito opacas al fisco de las que hicieron uso dirigentes de Bankia y Caja Madrid para costear gastos personales a cargo de ambas entidades financieras. Rato era el único de los 64 condenados por el caso de las tarjetas que permanecía actualmente en prisión.

El juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional concedió ayer la progresión al tercer grado carcelario al exdirector gerente del FMI atendiendo a los informes profesionales del equipo técnico la prisión de Soto del Real (Madrid), en la que cumplía condena, y bajo la consideración de que cumple los requisitos para acogerse a la semilibertad.