El PP quiere impedir cualquier posibilidad de que los condenados por el "procés" obtengan el indulto. Tras el guiño del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, al independentismo anunciando que la semana que viene comenzará la tramitación de las peticiones de gracia, el partido de Pablo Casado movió ayer su primera ficha para tratar de poner fin a esta "traición": promover una reforma legal que prohíba indultar a los condenados por secesión y rebelión.

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, explicó que su formación registrará una proposición de ley para reformar la ley de indultos en este sentido. La propuesta de los conservadores no es novedosa. En septiembre de 2019, un mes antes de que se conociera la sentencia del juicio por el "procés", el PP ya registró la misma iniciativa. Sin embargo, la convocatoria de elecciones hizo que decayera y no se llegó a debatir en la Cámara baja.