01 de agosto de 2020
01.08.2020
Faro de Vigo
Crisis del coronavirus

Unos 60 inmigrantes en cuarentena se dan a la fuga de un centro de Murcia

Tres pateras más alcanzan las costas de la Región, con 24 inmigrantes a bordo, dos de ellos menores

01.08.2020 | 12:12
Puerta trasera del pabellón por donde escaparon los inmigrantes.

Cerca de 60 personas que guardaban cuarentena en el pabellón Cabezo Beaza de Cartagena por haber estado en contacto con positivos de coronavirus forzaron de madrugaba una puerta trasera y se marcharon del lujo, informan fuentes cercanas. La Guardia Civil tardaba pocas horas en localizar a siete de estas personas, en la misma madrugada, y el Cuerpo que coordina el dispositivo de búsqueda.

Horas después se localizaba a otros ocho, por lo que ya son quince los que han sido localizados por los agentes.

Las mismas fuentes explicaron que los inmigrantes que ahora se han fugado serían los mismos que ya lo hicieron cuando estaban custodiados en el puerto. Las condiciones de miedo e incertidumbre al llegar, así como la dificultad con el idioma, dan lugar a escenas de nerviosismo,

Asimismo, tres pateras más han alcanzado las costas murcianas, confirma la Delegación del Gobierno. En total han llegado 24 personas más, entre las que hay dos menores de edad.

Mensajes de odio

Organizaciones humanitarias de la Región han pedido a la Fiscalía que investigue si la actuación de vecinos de Los Nietos, que despidieron al grito de "perros maricones" a inmigrantes acogidos en el pueblo, es constitutiva de un delito de odio. El delito de odio está castigado en el Código Penal con pena de prisión de uno a cuatro años y además con la pena de multa de seis a doce meses.

En concreto, las organizaciones que han puesto el caso en conocimiento del Ministerio Público son la Asociación de Mujeres Kasofor; Asociación de Empleadas del Hogar de Murcia; Asociación Ivoirien de Murcia; Afromurcia; Federación de Asociaciones Africanas de Murcia (FAAM); Onda de Murcia; Yospora y Convivir Sin Racismo.

Según explicaron en un comunicado de prensa, "ciertos mensajes discriminatorios hacia colectivos particularmente vulnerables durante esta pandemia, son susceptibles de constituir un delito de incitación al odio que puede deparar importantes consecuencias penales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook