31 de julio de 2020
31.07.2020
Faro de Vigo

La Audiencia Nacional juzgará a los gerentes de CDC y el PDECat por el 3%

El juez sostiene que con la trama se creó una estructura para financiar ilegalmente al partido

31.07.2020 | 01:10
Germà Gordó.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata propone juzgar a los exgerentes de CDC Daniel Osàcar, Andreu Viloca y Germá Gordó, al exresponsable jurídico de esta formación Francesc Xavier Sánchez Vera y a otras 28 personas físicas y 16 jurídicas, entre ellas Convergència y el PDECat, por los delitos de organización criminal, fraude a las administraciones públicas, cohecho, tráfico de influencias y blanqueo de capitales en el "caso 3%". Da por terminada así la investigación de la estructura que entiende que todos ellos pusieron en marcha para financiar a Convergència "ilegalmente y en forma encubierta".

La instrucción, que se inició en 2015 en el Ayuntamiento de Torredembarra, se dirige también contra varios cargos políticos y funcionarios de distintas administraciones e instituciones catalanas, y varias constructoras, como TeyCo, Urbaser, Fundación ACS, Grupo Soler Constructoras o Copisa.

Respecto al PDECat, el juez dice que su creación en 2016, "lejos de corresponderse con el nacimiento de un nuevo partido", parece "la mera transformación o cambio de apariencia de una misma realidad con la finalidad de desconectarse de las responsabilidades en las que pudiera haber incurrido la formación política precedente", argumento que ya usó cuando imputó al partido.

De la Mata señala que altos cargos de Convergència, en connivencia con responsables públicos y funcionarios de Cataluña, así como empresarios, pusieron en marcha una estructura para financiar ilegalmente al partido. En la cima estaban Gordó, Osàcar y Viloca, quienes llevaban a cabo un seguimiento de las licitaciones de obra pública y servicios ofertadas por las diferentes administraciones, todas bajo la esfera de poder de CDC e "influían en sus responsables a fin de conseguir que fueran adjudicadas a las empresas conniventes o asociadas a este pacto criminal". Según el juez, llevaban las cuentas, materializaban el seguimiento de deudas pendientes en las adjudicaciones dadas y, "por supuesto, recibían los pagos".

En el segundo escalón se sitúan las autoridades de esas Administraciones que, de acuerdo con los responsables de CDC y siguiendo sus indicaciones, "alteraron efectivamente concursos públicos con la finalidad de dirigir los mismos hacia las compañías de los empresarios conniventes".

Y en el tercero, empresarios que sistemáticamente "se concertaron con altos cargos de CDC para realizar pagos encubiertos al partido, bajo la apariencia de donaciones, a través de sus fundaciones Catdem y Fundació Forum Barcelona". Para acreditar "la connivencia entre unos y otros" el auto cita una conversación entre Gordó y un empresario Joan Manuel González Parra en la que el primero le dijo: "Cada vez que te presentes a alguna cosa, vienes a verme y yo hablaré con el secretario general correspondiente, con el departamento correspondiente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook