El Consejo de Ministros decretó ayer establecer en todo el país un luto oficial de 10 días por las más de 26.000 víctimas mortales que ha ocasionado el Covid-19. A partir de hoy, miércoles y hasta el sábado 6, ondearán a media asta y con crespón todas las banderas de los edificios públicos y de los buques de la Armada, en señal de duelo por las vidas "truncadas de repente" de hombres y mujeres que no pudieron superar la enfermedad y que fallecieron, en la mayoría de los casos, sin contar a su lado con familiares al tener que permanecer aislados para no contagiar, informó la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero. A este homenaje se sumará en julio el funeral de Estado presidido por el Rey en cuya organización trabaja ya el Gobierno. Con motivo del inicio del luto, se invita hoy, a las 12.00 horas, a guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas que tendrá carácter general y extensible a todo el país. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, guardará el minuto de silencio en el Complejo de la Moncloa. Están invitados a sumarse a este homenaje todos los órganos e instituciones públicas y privadas de España, tanto en el territorio nacional como en el exterior.