Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iglesias dice que los escraches "se sabe dónde empiezan pero no dónde acaban"

Los escraches "se sabe dónde empiezan, pero no dónde acaban", advirtió ayer el vicepresidente segundo del Gobierno sobre las protestas a la puerta de su casa y ante el domicilio del ministro Ábalos alentadas desde la derecha radical. Iglesias considera que esas acciones no son "muy graves", sin embargo "el problema es que esto se puede generalizar y esto va a terminar ocurriéndole a otros líderes políticos. Hoy es gente de derechas manifestándose en la puerta de mi casa. Mañana será gente de izquierdas manifestándose enfrente del apartamento de Ayuso, de la casa de los Espinosa de los Monteros, de la casa de Abascal...". Los líderes de Vox reaccionó a estas manifestaciones de Iglesias en La Sexta responsabilizando al vicepresidente de posibles ataques contra su domicilios. El PP se sumó a las críticas apuntando que la amenaza de Iglesias provienen de alguien que se sienta en la comisión del CNI.

Compartir el artículo

stats