14 de mayo de 2020
14.05.2020
Faro de Vigo
Crisis del coronavirus

Madrid renueva hasta diciembre a 10.000 sanitarios contratados por la Covid-19

Algunos sindicatos advierten, no obstante, que los contratos aún "no están hechos ni ampliados"

14.05.2020 | 22:14
Un sanitario en el Hospital Infanta Sofía de Madrid.

La Comunidad de Madrid ha acordado con cuatro de los cinco sindicatos de la sanidad pública, excluido el de los médicos, renovar hasta diciembre a más de 10.000 contratados por Covid-19, para reforzar, entre otras, las áreas de Salud Pública y Atención Primaria dentro de la estrategia de "rastreo y control" de los nuevos casos sospechosos.

Estos profesionales de distintas categorías, sanitarias y no sanitarias, se mantendrán hasta el 31 de diciembre como refuerzo para la actividad asistencial de los centros.

De los cinco sindicatos de la Mesa sectorial de Sanidad -Satse, CCOO, Amyts, CSIT-UP y UGT- el sindicato de médicos AMYTS es el único que no suscribirá el acuerdo, al considerar que "en los términos" propuestos por la Consejería de Sanidad, "no satisface las demandas" del colectivo de médicos.

Según Amyts, el acuerdo "no da respuesta a la necesidad de contratar a todos los residentes que terminan sus especialidades, necesarios para retomar la actividad normal", no especifica cuántos contratos serían para médicos, ni tampoco especifica que "en urgencias se contratarían los facultativos necesarios en plantilla estructural que garanticen el mantenimiento de circuito Covid y no Covid".

CCOO, por su parte, ha suscrito el acuerdo porque "supone el mantenimiento de un refuerzo de 10.000 profesionales para el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) hasta final de año", según su secretaria de Sanidad de Madrid, Rosa Cuadrado.

Sin embargo, CCOO indica que, aunque los protocolos de contratación están consensuados, los contratos aún "no están hechos ni ampliados", por lo que en caso de incumplimiento "hará valer los compromisos firmados".

Asimismo, desde CSIT-UP y UGT insisten en que la plantilla del Sermas "lleva años perdiendo efectivos" por lo que estos puestos de trabajo deben "incorporarse a la plantilla estructural de los centros", y además recalcan "la necesidad de abrir bolsas únicas de las categorías que no las tienen actualmente".

Para UGT, tras este acuerdo, "el paso siguiente es exigir a 1 de enero que todos estos contratos se transformen en plantilla estructural para empezar a asemejarnos a los países de nuestro entorno en materia de recursos sanitarios. Una necesidad que se ha hecho evidente con esta pandemia", según su secretario de Sanidad Julián Ordóñez.

Según la Comunidad, se reforzarán las unidades y servicios Covid-19 ante la posibilidad de nuevos repuntes epidémicos y a facilitar descansos y libranzas del personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook