29 de febrero de 2020
29.02.2020

Esteban Beltrán: "La ofensa a los sentimientos religiosos debería desaparecer del Código Penal"

"No me cago en Dios, estoy acostumbrado a tratar con verdugos en otras partes del mundo y tampoco me cago en ellos" - "España necesita una comisión de la verdad"

29.02.2020 | 00:35
Esteban Beltrán. // Daniel Tortajada

"La vela no arde por nosotros, sino por todas aquellas personas que no conseguimos sacar de prisión, que fueron abatidas camino de la cárcel, que fueron torturadas, secuestradas o víctimas de desaparición. Para eso es la vela." Esto escribía el abogado británico Peter Benenson en el diario "The Observer" el año 1961, denunciando el caso de unos estudiantes portugueses encarcelados por brindar por la libertad de su país. Benenson llamaba a personas de todo el mundo a actuar para conseguir la liberación de los reclusos. Y prendió la llama de la vela. La voz se corrió por varios países hasta formar un movimiento global con 7 millones de participantes. Hoy ese movimiento se llama Amnistía Internacional (AI)y trabaja por el cumplimiento efectivo de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Entrevistamos a su director en España, Esteban Beltrán.

- El Gobierno anunció hace poco su voluntad de recoger la apología del franquismo en el Código Penal. ¿El fascismo es una opinión o es un crimen?

-Hay que tener cuidado con cuestiones que tienen que ver con la libertad de expresión. El enaltecimiento del terrorismo o la humillación a víctimas solo deben ser perseguidos si esconden la intención de cometer un delito. Si se expresa una opinión hay que tener mucho cuidado de que eso no sea libertad de expresión. No conocemos el texto, pero para que AI pudiera considerarlo adecuado a los derechos humanos la apología del franquismo debería esconder la posibilidad de cometer un delito concreto. Estamos en contra de que a César Strawberry se le meta en la cárcel por expresar opiniones provocativas. La diferencia es que él nunca quiso cometer ningún delito. No es lo mismo que tu hagas apología del franquismo y escondas la posibilidad de cometer un delito de odio, entonces sí que debe ser perseguido.

- Hablando de delitos, ¿no es contradictorio que el Gobierno anuncie esto pero rechace investigar crímenes de la dictadura como las torturas de Billy El Niño?

-Sí. Creo que hay pasos positivos pero aislados, la exhumación de los restos de Franco fue una medida aislada. Lo que se necesita es una verdadera política de justicia y reparación que nunca ha habido. Nosotros esperamos poder sentarnos con el Gobierno, junto a las asociaciones de víctimas del franquismo y la Guerra Civil, para discutir de qué manera se conoce la historia de lo ocurrido. Es importante que haya una Comisión de la Verdad, como ha habido en otros 45 países del mundo cuando se pasa de la dictadura a la democracia.

- Hemos llegado al millón de desahucios desde que estalló la crisis. ¿Se puede vivir sin vivienda?

-No. El hecho de no tener una vivienda adecuada es una violación muy grave de los derechos humanos. Nadie puede estar en la calle aunque no pueda permitírselo. Ese es el punto. Y eso responde en España a una doble consideración. Una es que la vivienda nunca se ha considerado como un derecho humano pleno. Aunque está en la Constitución nunca ha habido una ley que habilite el derecho al domicilio adecuado. Y segundo, que las políticas públicas para vivienda oficial son ridículas. En España solo el 1% de la vivienda es pública. En Inglaterra es un 32%, en Francia es un 17%... Lo que se necesita es un programa de vivienda pública, en el que haya alquileres sociales. Esperemos que con el nuevo Gobierno tengamos la posibilidad de cambiar esa política para aliviar el sufrimiento de mucha gente.

- La activista saudí Loujain al-Hathloul está en prisión desde mayo de 2018 por defender los derechos de las mujeres. ¿Qué ha podido salir mal si celebramos allí la Supercopa?

-[Risas] Nosotros pensamos que llevar la Supercopa o el Dakar a Arabia Saudí es un blanqueamiento de un régimen que viola los derechos humanos. Arabia Saudí es un país donde hay todo tipo de violaciones de derechos cometidas por su Gobierno, incluyendo el descuartizamiento de un periodista en el consulado de Turquía, la compra de armas para bombardear mercados y escuelas en Yemen o todo un programa de apartheid contra la mujer. Disentimos en que haya que llevar todos estos eventos deportivos por mucho dinero que den a un lugar para blanquear estas prácticas.

-Willy Toledo está sentado en el banquillo por cagarse en Dios. ¿Supone este hecho un retroceso para la libertad de expresión en España?

-El delito de ofensa a los sentimientos religiosos debería desaparecer del Código Penal. Nadie puede ir a la cárcel por expresar una opinión. Si la gente legítimamente se siente ofendida debe acudir al honor, que es un delito civil, no penal. El delito de ofensa a los sentimientos religiosos como el de injurias a la corona son delitos decimonónicos y una represión de la libertad de expresión. Porque cuando tú empleas una expresión provocativa de carácter religioso o quemas una foto del Rey no estás poniendo en peligro al Rey ni a ningún dios. Si no molesta, no es libertad de expresión.

- ¿Usted se caga en Dios regularmente?

-No. Estoy acostumbrado a tratar con verdugos en otras partes del mundo y tampoco me cago en ellos.

- El Gobierno anunció hace unos días que endurecería el derecho al asilo. ¿Se puede endurecer el diamante?

-No hemos visto el texto que se ha filtrado a los medios. Lo importante es que el sistema de asilo en España es injusto, discriminatorio y está sobrecargado. Hay 120.000 personas que están esperando una resolución sobre su caso. Vamos a mirar muy atentamente lo que presenten, pero el sistema actual no responde a las necesidades de protección que la gente legítimamente huye de la represión.

- De hecho, el puesto fronterizo de Beni Enzar, el único lugar en Marruecos donde se puede solicitar el asilo, recibió cero solicitudes de ciudadanos subsaharianos el año pasado. ¿De verdad tienen una vía legal para entrar en España?

-No, no tienen una vía legal. Los únicos que han podido pedir asilo allí han sido los ciudadanos sirios. Hemos comprobado en el terreno que los subsaharianos no tienen ninguna posibilidad de obtener asilo, por tanto esa reflexión del Tribunal Europeo es discriminatoria, porque hay muchos subsaharianos que viven la represión y no tienen acceso a España. El asilo es un derecho, si tú huyes de la persecución por motivos religiosos, por violencia de género o porque te persigue un grupo armado, al menos tienes que tener la opción de que tu caso se estudie y, en el caso de los subsaharianos de Ceuta y Melilla, eso no es así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook