Vox, la tercera fuerza del Congreso, se quedará sin presidir ninguna de las comisiones que organizan el trabajo parlamentario y sin representación en las mesas que rigen estos órganos. Los de Abascal culpan al PP de esta situación al haberse sumado al "cordón sanitario" promovido por el PSOE y Unidas Podemos para privarlos de unos puestos que son claves para seguir la actividad interna de la Cámara Baja.

El Congreso de los Diputados echó andar. Su presidenta, Meritxell Batet, dio el pistoletazo de salida al verdadero trabajo parlamentario con la constitución de las 21 comisiones legislativas y la semana próxima se pondrán en marcha otras doce.