La sentencia de la pieza política de los ERE quedará al margen de la campaña electoral para los comicios del 10N, ya que en ningún caso será hecha pública antes de esa fecha. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) decidió ayer prorrogar en quince días el plazo de liberación del ponente, el magistrado Juan Antonio Calle Peña, que venció el pasado sábado. Se estima que la sentencia, de más de 1.700 folios, no será hecha pública hasta finales de noviembre o principios de diciembre.

Calle Peña solicitó la prórroga para ultimar la confección informática de la sentencia. El juez indicaba en su solicitud que ya están completados más de 50 archivos, redactados con carácter individual, en los que se recogen diferentes hechos probados y fundamentos de derecho, pero "es imprescindible la integración informática correlativa, siguiendo un orden congruente, de esos archivos individuales que configurarán la sentencia final".