Ciudadanos quiere castigar el enriquecimiento injustificado de cargos públicos, tipificándolo como delito en el Código Penal, para evitar que algunos políticos aumenten su patrimonio a través de prácticas corruptas.

Así lo explicó ayer el dirigente de Cs y candidato al Congreso por Madrid Edmundo Bal. Esta medida se incluiría en el programa para las elecciones generales de noviembre, aunque el Consejo General del partido aún debe aprobar este documento tras introducir las enmiendas que considere.

Bal recordó que los políticos, cuando acceden a un cargo público, deben presentar una declaración de sus bienes y actividades, y su retribución tiene que ser transparente.

"Si después se descubre que una persona tiene un patrimonio hinchado", es porque "ha mentido en su declaración" o porque "ha puesto la mano para corromperse durante su gestión política", indicó, añadiendo que en ese caso "tendrá que explicar de dónde viene ese patrimonio, y si no consigue explicarlo, será condenado" por la Justicia.