11 de octubre de 2019
11.10.2019
El traslado de los restos del dictador

El Supremo despeja el último obstáculo para que el Gobierno exhume a Franco

El tribunal levanta la paralización cautelar y contesta al prior de la abadía del Valle de los Caídos que todos los españoles "están obligados a cumplir las sentencias firmes"

11.10.2019 | 01:12
Sede del Tribunal Supremo en Madrid. // Efe

El Tribunal Supremo levantó ayer la suspensión cautelar de la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, impuesta en junio a instancias del recurso de los nietos del dictador contra la decisión del Gobierno, con lo que no existe ya ningún obstáculo para su traslado al cementerio de El Pardo. La máxima instancia judicial resolvió además tres recursos contra el exhumación, uno de ellos interpuesto por el prior de abadía benedictina de Cuelgamuros, quien defiende que solo él puede autorizar en última instancia la salida de Franco al estar enterrado en sagrado. El Supremo contesta a Santiago Cantera que "el artículo 118 de la Constitución obliga a todos los españoles a cumplir las sentencias firmes".

El Consejo de Ministros podría tomar hoy o aplazar hasta la próxima semana la decisión de sacar a Franco del Valle de los Caídos. La familia del dictador anunció su intención de recurrir en amparo al Tribunal Constitucional, un recurso sobre cuya admisión el órgano de garantías podría pronunciarse la próxima semana. Los nietos solicitarán de nuevo, en paralelo a dicho recurso, la paralización cautelarísima de la exhumación, algo que resulta improbable que el Constitucional conceda.

A falta de despejar esa última incógnita, la Sección Cuarta de lo Contencioso del Supremo solventado ayer en un mismo día tres recursos interpuestos por la comunidad benedictina del Valle, la Fundación Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos. Al solventar con tres autos esos escollos jurídicos, el Supremo permite que el Ejecutivo de Pedro Sánchez pueda acceder a la basílica de Cuelgamuros y sacar los restos del dictador para llevarlos al cementerio de El Pardo.

Los magistrados exponen en los tres autos que la suspensión cautelar debe levantarse tras la sentencia del 30 de septiembre pasado, en la que se que rechaza el recurso de los nietos de Franco. La Sala responde además a la petición de la Abogacía del Estado sobre la autorización para entrar en Cuelgamuros, ante la negativa del prior de la abadía, y apunta que dicha sentencia "es por sí misma título legítimo bastante para llevar a cabo las actuaciones previstas por los acuerdos del Consejo de Ministros de 15 de febrero y 15 de marzo, y por tanto acceder a la Basílica del Valle de los Caídos". El Supremo señala que "el artículo 118 de la Constitución obliga a todos los españoles a cumplir la sentencias firmes", con lo que descarta que el prior pueda persistir en su posición de negar el acceso para la exhumación. El Tribunal constata también que la basílica, y el conjunto del Valle de los Caídos, es un bien de titularidad pública estatal, aunque lo administren los benedictinos, por lo que considera que la inviolabilidad "no puede ir en contra de las leyes". El acuerdo con la Santa Sede sobre Asuntos Jurídicos de 1979 recoge la inviolabilidad de los lugares de culto "con arreglo a las leyes" y el Supremo apunta ahora que "esas leyes no pueden ser otras que las españolas".

Respecto al procedimiento que se sigue en el Juzgado de lo Contencioso número 3 de Madrid, que mantiene paralizada la licencia de obras del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial para actuar en el Valle de los Caídos, los magistrados consideran que esta causa decae ante la sentencia del 30 de septiembre. "Es la Sala III del Supremo el único órgano jurisdiccional competente para enjuiciar la legalidad de los actos y disposiciones del Consejo de Ministros, así como las incidencias acaecidas en su ejecución", establece uno de los autos conocidos ayer, en el que se rechaza la personación como parte interesada en el recurso de la Asociación de Defensa del Valle de los Caídos.

Con estos autos se confirma el escenario anunciado por la vicepresidenta Calvo al afirmar que "ya no tenemos que pedir ningún permiso a nadie", aunque ayer no concretó en qué Consejo de Ministros se adoptará la decisión del traslado de los restos del dictador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook