15 de julio de 2019
15.07.2019
Fuego

El incendio de Alicante calcina 900 hectáreas y obliga a desalojar a 90 personas

Los agentes investigan si el fuego, que ya ha sido dado por estabilizado, ha sido intencionado

16.07.2019 | 00:04
Efectivos trabajando en las labores de extinción.

El incendio que ha obligado al desalojo de cerca de un centenar de personas en Beneixama ha sido dado por estabilizado y hasta el momento ha afectado a unas 900 hectáreas.

Según Emergencias de la Generalitat Valenciana, el fuego ha sido dado por estabilizado a las 12.20 horas aunque aún se está lejos de que sea declarado controlado, situación previa a la extinción, mientras que no hay daños personales ni en ninguna infraestructura de relevancia.

El incendio podría haber sido provocado. Así lo ha explicado esta mañana el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio. La cadena de incendios ocurrida hace unos días en Biar es lo que ha levantado las alarmas, ya que según indica Fulgencio "estos episodios no son casualidad de la naturaleza y llevan a pensar que la mano del hombre pueda estar detrás de este incendio".

El fuego, localizado en un barranco de difícil acceso en Beneixama, ha arrasado casi 900 hectáreas - aunque no son todas de terreno forestal- y ha obligado a desalojar a 90 personas que estaban en casas diseminadas de la zona y a cortar una carretera. Las últimas noticias ofrecidas por el Puesto de Mando señalan que la extinción evoluciona favorablemente pero que, en ningún caso, se puede decir que este controlado. Se esperan que esta mediodía suban las temperaturas. La zona afectada se encuentra sin llama y el área está perimetral.

El fuego se inició pasadas las dos de la tarde por causas que se desconocen en La Solana y el elevado calor, unos 35 grados en ese momento, y su cercanía a un barranco hicieron que se propagara «de forma muy rápida», afirmó anoche la consellera de Justicia, Manuela Bravo, desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA).

Rápidamente se activaron las alertas y se desplazaron a la zona medios aéreos y terrestres del Consorcio Provincial de Bomberos y de la Generalitat. Con el paso de las horas, el fuego seguía sin control, con lo que se sumó a las tareas de extinción la Unidad Militar de Emergencias (UME), con 64 militares y 26 vehículos procedentes de, entre otros, Albacete, Cuenca y Requena (Valencia) que aportaron aviones anfibios, helicópteros de transporte y descarga y brigadas.






A estos hay que sumar las siete unidades de bomberos forestales de la Generalitat, siete autobombas de las provincias de Valencia y Alicante, siete autobombas de bomberos de la Diputación de Alicante y de Valencia, y veintidós bomberos voluntarios de Salines y Alcoy. Asimismo, trabajaron ocho brigadas forestales y se movilizó la unidad de drones de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias.

En un primer momento, solo hubo que desalojar a dos personas, pero conforme el incendio se hacía más virulento y se extendía por el monte, la cifra de vecinos obligados a marcharse ascendió hasta los 80. Varios incluso trataron por la tarde noche de volver a sus casas, que son de aperos como de segunda residencia, señaló Bravo. También se cortó al tráfico la carretera CV-657 en el punto kilométrico 12 del término municipal de Beneixama.

De hecho, el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, también en el centro de mando, aseguró que hay que mantener la seguridad de los profesionales y «no es cuestión de entorpecer ni poner en riesgo su integridad», al tiempo que recalcó que los desalojos no son un «capricho».

Al caer la noche, los medios aéreos se retiraron y permanecieron en la zona los terrestres, ya que el incendio todavía no estaba perimetrado, admitió la consellera.

A primera de la mañana han vuelto a salir para las tareas de extinción los medios aéreos. En concreto, a lo largo de la mañana se incorporarán a las labores de extinción un total de 26 medios aéreos se incorporarán dependiendo de las necesidades y las condiciones meteorológicas, entre ellos 15 de la Generalitat Valenciana, 9 del Gobierno central y 2 del Gobierno de Castilla La Mancha.




Durante la noche los trabajos de extinción han evolucionado con normalidad con los medios terrestres: once unidades de bomberos forestales de la Generalitat, doce autobombas, 11 vehículos del Consorcio de Bomberos de Alicante, 56 vehículos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), siete brigadas dela Diputación de Valencia y 3 capataces, así como voluntarios de Alcoi y Salinas.

Fuentes de Emergencias de la Generalitat han informado de que a las 10 horas está convocada una reunión de coordinación para tratar sobre la evolución del incendio, que se declaró por causas desconocidas y afecta a masa forestal

El Ayuntamiento de Banyeres pidió a media tarde de ayer, por previsión y seguridad, a los propietarios de las edificaciones situadas entre la central eléctrica de Beneixama y la Venta el Borrego que desalojasen las casetas y no intentasen acceder a ellas hasta nuevo aviso.

Además, puso a disposición el polideportivo municipal para que pernoctasen los efectivos y, dado que entre las 12 de la noche y la una de la madrugada los efectivos realizaron varios relevos, los de la UME finalmente se quedaron a dormir en Banyeres.

El Centro de Coordinación de Emergencias ha establecido la situación 2 del Plan Especial frente al riesgo de Incendios Forestales (PEIF), un nivel que se decreta cuando un incendio, en su evolución previsible, puede afectar gravemente a la población y bienes de naturaleza no forestal.

El humo se aprecia por satélite y desvía aviones

Enaire, el gestor de la navegación aérea en España, afirmó ayer que la columna de humo que generaba el incendio de Beneixama llegaba hasta los 15.000 pies (4,5 kilómetros de alto) y algunos aviones se desviaron para evitarla, aunque no tuvo repercusión en las operaciones.

En las imágenes del satélite de Aemet también se puede apreciar la enorme columna de humo que ha provocado el fuego. Así, las imágenes de radar de la zona muestran la expansión del penacho de humo de Beneixama hacia el sureste, sobrevolando Benidorm y el litoral de la Marina Baixa y adentrándose en el Mediterráneo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook