El Supremo no ha fijado sesión del juicio del "procés" para el día 21 de mayo, cuando se constituyen las Cortes salidas de las elecciones del domingo, en lo que puede ser visto como una señal de que la Sala permitirá asistir a la sesión a los cinco acusados que han sacado escaño en el Congreso -Oriol Junqueras (ERC), Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull (Junts per Catalunya, JxC)- y en el Senado, Raül Romeva (ERC).

Los cinco deberán acudir a las sesiones constitutivas de ambas cámaras para hacer efectiva su condición de electos, donde, además, tendrán que jurar o prometer su acatamiento a la Constitución.

El día 21 es martes y, desde que empezó la vista oral, el 12 de febrero, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, siempre ha señalado sesión para ese día de la semana.

La previsión es que los abogados de los cinco acusados pidan permiso al tribunal del "procés" para que sus patrocinados puedan acudir a la constitución de las nuevas Cortes. El Supremo se inclina por dejarles hacerlo, dado que la ley permite a los presos preventivos integrarse en candidaturas electorales.

Otra cosa es que después se les permita ejercer sus cargos. Lo previsible es que el tribunal comunique a las Cámaras su especial situación procesal y que argumente que su condición de suspendidos -en virtud del artículo 384 bis de la ley de Enjuiciamiento Criminal- sigue vigente.