27 de abril de 2019
27.04.2019

Sánchez pide a Rivera que recapacite y alienta: "Si no gobernamos no ganamos"

El presidente reclama a sus simpatizantes que no se confíen porque la diferencia con otras formaciones puede estar "en un escaño"

27.04.2019 | 01:37
Pedro Sánchez, en el mitin de Valencia. // Efe

El presidente Pedro Sánchez cerró su campaña en Valencia ante más de 7.000 personas, convencido de que el PSOE ganará las elecciones mañana y de que Ciudadanos "va a pagar caro el ejercicio de sectarismo de haberse abrazado a la ultraderecha" o "derecha temible" de Vox.

"Ciudadanos ha dejado el centro y la derecha y ha abrazado a la ultraderecha en un ejercicio de sectarismo que va a pagar caro el próximo domingo", dijo Sánchez, que una vez más ha dirigido al líder de Cs, Albert Rivera, sus ataques más directos.

El presidente del Gobierno reconoció que no se conforma con ser la fuerza más votada en las elecciones generales. "Si no gobernamos no ganamos", reiteró en varias ocasiones porque "ganar no significa gobernar, gobernar es ganar".

"No vaya a ser que amanezcamos el lunes con un gobierno de Casado como presidente, con Rivera acompañándole en algún ministerio y la ultraderecha a los mandos de la política", advirtió.

Tras decir el jueves en una entrevista concedida a "El País" que no tenía problema con que Podemos entrase al Gobierno, el presidente Pedro Sánchez llamó Ciudadanos a recapacitar y tener una posición "mucho más constructiva" sobre "lo que necesita el país" y la "aportación" que Cs puede hacer a la gobernabilidad.

Tras repasar sus medidas de los últimos diez meses, dijo también a "los que están dudando" que "no se puede dudar entre subir el salario mínimo o suprimirlo, entre revalorizar las pensiones o suprimirlas, o entre tener un Estado del bienestar grande y sólido con justicia fiscal o suprimir los impuestos a los más ricos".

El presidente del Gobierno se reunió ayer también con militantes madrileños en Vallecas, único barrio de Madrid donde los socialistas ganan históricamente las elecciones, y decenas de personas tuvieron que conformarse con escuchar al líder desde el otro lado de la valla.

"Es importante que no nos confiemos", reiteró Sánchez, que avisó de que la diferencia entre que sumen las tres derechas o el PSOE con otras formaciones puede estar "en un escaño".

Precedió a Sánchez la vicepresidenta del Gobierno y número dos al Congreso por Madrid, Carmen Calvo, que puso en pie al auditorio dedicando el mitin a las mujeres y que aseguró que serán precisamente las mujeres de este país las que mañana van a "ganar a la derecha".

Calvo criticó que en la actualidad a algunos les guste la política entendida como "subidón y adrenalina". "Para subidón" el que provocó Sánchez que "echó la corrupción" del Gobierno de España con la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy de La Moncloa y puso fin a un periodo en que "los viernes sociales" eran con ese Ejecutivo "viernes de dolores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook