21 de abril de 2019
21.04.2019

La reforma del voto de los marineros sigue en el cajón tres décadas después

Los 10.000 gallegos que trabajan en el mar durante largos períodos solo pueden recurrir al sufragio por correo para participar en las elecciones

21.04.2019 | 03:38

El compromiso de reformar la ley electoral para facilitar el voto a los marineros de la flota de altura y mercante permanece en un cajón desde hace más de treinta años, a pesar de las promesas de los diferentes gobiernos que han pasado por La Moncloa. Por tanto, este colectivo, que incluye a 10.000 gallegos que pueden pasar en alta mar hasta siete meses, solo tiene la opción del ordinario voto por correo para participar en las generales del día 28. "Es un total desconocimiento de la realidad del mar", denuncia el presidente de la Asociación Española de Titulados Náuticos Pesqueros (Aetinape), José Manuel Muñiz, a Europa Press.

La ley electoral establece un sistema "complejo" para que estos marineros puedan votar. Deben solicitar por radiotelegrafía un certificado de inscripción en el censo a su junta provincial, encargada de enviarles la documentación necesaria para que voten por correo.

Pero el solicitante ha de precisar la fecha y el puerto en el que tomará tierra, a donde será remitida la documentación. En caso de que no pueda acercarse a tierra, la ley recoge la posibilidad de que una embarcación con la que tenga previsto encontrarse en alta mar le acerque los papeles. Para ello, el marinero debe especificar el armador, consignatario o buque que recogerá en tierra los documentos.

Una vez completado este paso y con la documentación en su mano, el embarcado solo podría emitir su voto en el caso de que el buque tome tierra y enviar la papeleta, que deberá llegar dentro del plazo legal -24 de abril en esta convocatoria- para que sea válido.

En las generales de 2015 solo siete embarcados en toda España solicitaron el voto por correo. En 2016 fueron 21, dos en Pontevedra y dos en A Coruña, según el INE.

El voto por correo como única vía para votar "puede servir para una persona con una residencia en un domicilio fijo; para los marineros, no", denuncia Muñiz, que lamenta la discriminación de este colectivo y "la falta de voluntad política" para preservar su "derecho constitucional" a votar. De hecho, recuerda que la ley sí se modificó para pudiesen hacerlo los militares en misión fuera de España.

Sin embargo, las proposiciones no de ley debatidas en 2011 sobre el sistema aplicado a marineros no prosperaron. Como alternativa, Aetinape propone el desarrollo de un voto telemático a través de Internet o la constitución de una mesa electoral en el buque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook