13 de marzo de 2019
13.03.2019

"Yo vuelvo", promete Puigdemont si es elegido eurodiputado y tiene "inmunidad"

El "expresident", que debe acatar la Constitución en Madrid para ser proclamado, se queja de no haber podido declarar como testigo ante el Tribunal Supremo

13.03.2019 | 01:21

Carles Puigdemont volverá a España si es elegido eurodiputado en los comicios de mayo. Con el acta en la mano, y siendo "un ciudadano absolutamente libre" de la UE, afirmó ayer el expresident, "yo vuelvo", porque el Parlamento Europeo "garantiza la inmunidad".

Puigdemont no ve impedimento en el acto de toma de posesión: no es necesario recoger el acta en persona, pero sí se requeriría su presencia ante la Junta Electoral Central (JEC), en Madrid, para el trámite previo -y preceptivo- de acatar la Constitución, aunque sea por "imperativo legal", como hicieron Oriol Junqueras, en 2009, y los diputados de Podemos en 2014.

Sin el acatamiento presencial de la Carta Magna, la recogida del acta no sería efectiva y Puigdemont no disfrutaría de inmunidad parlamentaria.

El expresident, que encabeza la lista de Junts per Catalunya (JxC), no lo ve así. A su parecer, "la inmunidad, a todos los efectos, comienza en el momento en que eres elegido"; más en concreto, "desde el momento en que el Gobierno español comunica los resultados de las elecciones, que es lo que dice el reglamento del Parlamento Europeo", explicó en una entrevista radiofónica.

Sin embargo, según la doctrina de la Eurocámara, un diputado que haya cometido un delito o del que los tribunales de su país tengan sospechas en ese sentido no podría invocar la inmunidad, y Puigdemont está procesado en rebeldía por el Supremo. El mismo tribunal ante el que no se le permite "ser testigo", se quejó, para "refutar y dejar en evidencia" al exdelegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo.

Pero además de cargar contra este testigo del juicio del procés, Puigdemont no se privó de corregir a Íñigo Urkullu. El lendakari testificó en la novena jornada del proceso que el acuerdo para convocar elecciones y evitar el 155 "se frustró" por la presión que Puigdemont recibía de su propio grupo y porque "la gente se le rebelaba".

"No fue así", respondió ayer el expresidente de la Generalitat. A Urkullu "le falta una parte de la memoria o del relato".

El jefe del Gobierno vasco le respondió: ante el Supremo "juré decir la verdad, dije la verdad y está documentada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook