El jurado ha declarado no culpables a los seis acusados de un delito de malversación por espiar en 2008 a cargos políticos del PP enfrentados a la entonces presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, por lo que serán absueltos en la sentencia que dictará la Audiencia de Madrid.

Los exculpados son el exdirector de Seguridad de la Comunidad Sergio Gamón, el exsubdirector Miguel Castaño, tres guardias civiles y un técnico de la Administración regional, José Manuel Pinto. Todos ellos estaban acusados de seguimientos entre marzo y mayo de 2008 a cargos políticos del PP como el exvicepresidente de la Comunidad de Madrid Alfredo Prada y el exvicealcalde de Madrid Manuel Cobo.

Mientras, el juez Manuel García Castellón ha relanzado la investigación por la "operación Kitchen", diseñada en 2013 para sustraer documentos al extesorero del PP Luis Bárcenas y financiada con fondos reservados de Interior. García Castellón ha citado como investigados a varios subordinados del ex director adjunto de la Policía Eugenio Pino y del exjefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas. Las comparecencias arrancaron ayer con la de Enrique Barón, excomisario general de Información llamado como testigo, quien aseguró desconocer la existencia de la operación, encomendada al excomisario Villarejo.