14 de febrero de 2019
14.02.2019

Frenazo a los cambios fiscales y se mantienen las subidas para pensionistas y funcionarios

Se bloquean mejoras como la ampliación del permiso de paternidad o la recuperación del subsidio del paro para mayores de 52 años

14.02.2019 | 05:17
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con sus compañeros de gabinete Meritxell Batet, Nadia Calviño y Pedro Duque al término del Pleno en el que fueron rechazados los Presupuestos. // Efe

El rechazo del Congreso a los Presupuestos Generales del Estado de 2019 no afecta a las medidas incluidas en el proyecto que ya habían sido aprobadas por decreto y están en vigor desde el 1 de enero, que son la subida de las pensiones, del salario mínimo y de los sueldos del sector público.

La subida de las pensiones del 1,6 % -que llega al 3 % en el caso de las mínimas y no contributivas- se aprobó el 28 de diciembre mediante un decreto ley que fue convalidado por el Pleno del Congreso el 22 de enero.

Con este decreto ley el Gobierno de Pedro Sánchez asumió un incremento de las pensiones para 2019 que ya estaba comprometido en los Presupuestos de 2018 como consecuencia del pacto entre el Gobierno del PP y el PNV.

Antes que la subida de las pensiones, el 21 de diciembre ya se había aprobado el aumento del 22,3 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), hasta 900 euros mensuales (30 euros diarios y 12.600 euros anuales), un incremento pactado por el Gobierno con Podemos en el marco de su acuerdo presupuestario para 2019. El SMI se aprueba a final de cada año mediante real decreto, entra en vigor el 1 de enero siguiente y no necesita ser convalidado por el Congreso.

En el Consejo de Ministros del 21 de diciembre se aprobó también el decreto ley que elevó el salario de los empleados públicos un 2,25 % para 2019, más un 0,25 % adicional a partir del 1 de julio.

En este caso, se cumplió con el pacto alcanzado en marzo por el Gobierno de Mariano Rajoy con los sindicatos CCOO, UGT y CSIF, que recogía las mejoras salariales para el sector público para 2018, 2019 y 2020.

La subida de sueldos a los empleados públicos, que fue convalidada por el Congreso el 22 de enero, está en vigor desde que comenzó el año.

Permiso de paternidad

Este rechazo al proyecto de Presupuestos Generales del Estado, por otra parte, provoca que queden bloqueadas otras mejoras, como la ampliación del permiso de paternidad de cinco a ocho semanas o la recuperación del subsidio de paro de los mayores de 52 años.

La ampliación del permiso de paternidad de las cinco semanas actuales para pasar a ser de ocho semanas en 2019 se queda varada después de que el Pleno del Congreso haya devuelto el proyecto de Presupuestos. El Gobierno contemplaba gastar 302 millones más para poder financiar la ampliación del permiso de paternidad. El Ejecutivo no incluyó esta medida en el Real Decreto Ley de subida de pensiones y otras medidas urgentes en materia social y laboral.

La recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años ha quedado en suspenso. En el marco del proyecto de Presupuestos, el Ejecutivo había diseñado cambios en la regulación actual del subsidio para ampliar el número de beneficiarios y mejorar su cuantía, con lo que ahora deberá tomar algún otro tipo de iniciativa legal si quiere que su reforma salga adelante.El subsidio para mayores de 55 años es una ayuda mensual de 430 euros que el trabajador en paro cobra hasta que alcanza la edad de jubilación que le permite acceder a una pensión contributiva, con independencia de su modalidad, lo que en la práctica se traduce en jubilaciones anticipadas forzosas y, por tanto, en pensiones de menor cuantía.

Por el lado de los ingresos, se frenan medidas para elevar los impuestos sobre el diésel (3,8 céntimos por litro), fijar un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades y subir el IRPF para las rentas más altas (hasta cuatro puntos por encima de 300.000 euros). También quedan abortadas varias rebajas tributarias: la reducción del tipo de Sociedades al 23% para las empresas más pequeñas o las del IVA para los productos de higiene femenina (al 4%) y para los servicios veterinarios (al 10%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook