21 de diciembre de 2018
21.12.2018

ERC y PDeCAT cambian de estrategia y votan a favor de la nueva senda de déficit en el Congreso

La Cámara rechaza que los jueces elijan a 12 de los 20 vocales del Poder Judicial, como quieren PP y Cs, pero exige la destitución de Tezanos en el CIS

21.12.2018 | 02:04
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el diputado de ERC Joan Margall Sastre. // Efe

El Congreso aprobó ayer la senda de déficit con la que el Gobierno pretende dar mayor flexibilidad de gasto a las administraciones públicas en 2019 y lo sitúa en el 1,8% del PIB. La aprobación fue posible gracias a los votos del PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís y Nueva Canarias, la mayoría que respaldó la moción de censura contra Mariano Rajoy, a excepción de Bildu, que votó "no".

No obstante, los objetivos de déficit público validados ayer por 176 votos a favor y 168 en contra serán rechazados por la mayoría absoluta del PP en el Senado el próximo jueves, por lo que el proyecto de Presupuestos Generales de 2019 irá vinculado al objetivo de déficit del 1,3% del PIB aprobado durante el Gobierno de Rajoy. PP, Cs, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria votaron en contra.

El cambio de postura, notorio pero simbólico, fue el de los partidos independentistas catalanes, ERC y el PDeCAT, que el pasado julio se negaron a respaldar los mismos objetivos macroeconómicos que ayer avalaron.

Se trata de un gesto cuyo sentido sus portavoces no ocultaron en ningún momento y que está relacionado con la reunión que a esa misma hora empezaba en Barcelona entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Torra.

Eso sí, puntualizaron que solo es un "gesto de buena voluntad". El diputado del PDeCAT Ferran Bel aclaró que el respaldo a la senda de déficit "no es la antesala de un sí a los Presupuestos": el apoyo a las cuentas precisa de una propuesta de solución política para Cataluña por parte del Gobierno que "no pasa simplemente por un nuevo Estatut".

Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Tardà, había adelantado el voto favorable de su partido con el argumento de que los republicanos buscan ahora "poner lubricante en los rodamientos", si bien precisó, como Bel, que ello no supone luz verde a las cuentas.

En una votación anterior, el pleno rechazó reformar el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial para que los jueces designen a 12 de los 20 vocales, un cambio que sólo avalaron PP, Ciiudadanos, UPN y Foro.

Un total de 176 diputados votaron en contra de las enmiendas introducidas en el Senado para limitar el papel del Parlamento en la elección del órgano de los jueces, mientras que 164 las apoyaron. PP y Ciudadanos subrayaron que la sociedad y las asociaciones de jueces y fiscales reclaman la "despolitización" del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero la mayoría descartó desvincular a ese órgano de las Cortes, sede de la soberanía popular.

Asimismo, el Pleno del Congreso exigió la destitución de José Félix Tezanos al frente del CIS, una iniciativa del PP que el PSOE no pudo frenar al abstenerse tanto ERC como Bildu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook