07 de diciembre de 2018
07.12.2018

El Rey sugiere ajustar la Constitución "a la manera de vivir de los españoles"

Felipe VI defiende la vigencia de la Carta Magna, que sustenta "el pacto de convivencia entre los españoles", en la celebración de las cuatro décadas del referéndum de 1978

07.12.2018 | 01:47

Los cuarenta años transcurridos desde que tal día como ayer la Constitución tuvo el respaldo de los españoles en un referéndum no restan vigencia a un texto sobre el que descansa "el pacto de convivencia entre los españoles". Felipe VI defendió con estas palabras el vigor de la Carta Magna en el acto institucional en el Congreso de los Diputados, al tiempo que sugería la conveniencia de reformas para adaptar el texto "a la manera de vivir de los españoles".

La celebración del aniversario constitucional tuvo mucho de homenaje al tiempo en que se gestó, con la presencia de los tres ponentes vivos de texto: Miguel Herrero de Miñón, José Pedro Pérez Llorca y Miquel Roca. También sirvió de reconocimiento al monarca emérito, Juan Carlos I, sentado en el centro del hemiciclo junto a la reina Sofía. Como personificación del tiempo político transcurrido también tuvieron un lugar preferente los expresidente Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Ante todos ellos, ante las principales autoridades del Estado y una docena de presidentes autonómicos, Felipe VI subrayó que "la democracia está firme y plenamente consolidada". Pese a la amenaza del secesionismo catalán defendió la "estructura territorial" amparada por la Carta Magna, por haber consolidado la más "profunda descentralización del poder político" de la historia española, lo que incluye un "reconocimiento y protección de nuestras lenguas, tradiciones, culturas e instituciones". Cuatro décadas, sin embargo, es mucho tiempo y la España de hoy "muy diferente de la de aquel 6 de diciembre de 1978", declaró. "A lo largo de todos estos años se han producido en nuestro país equivocaciones, errores e insuficiencias", apuntó el jefe del Estado, para quien resulta necesario "seguir construyendo", desde las respectivas responsabilidades de cada uno, "una España en vanguardia, moderna y renovada".

Como anfitriona, la presidenta del Congreso, Ana Pastor se retrotrajo a la "prudencia y la sabiduría" de los constituyentes para sostener que la Carta Magna no debería reformarse "con menos acuerdo del que la creó". Pastor entraba así de lleno en uno de los asuntos que más suscita el aniversario al apuntar que "es el momento de que todos los españoles renovemos este gran pacto constitucional. Es lo que el pueblo español demanda a sus representantes". Las menciones al rey Juan Carlos, quien coincidió por primera vez en el Congreso con su hijo desde la proclamación, provocaron largos aplausos de la Cámara.

En ausencia de los parlamentarios nacionalistas, solo Podemos se abstuvo de aplaudir las intervenciones, aunque sus diputados escucharon los discursos "respetuosamente", como apuntó Pablo Iglesias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook