17 de abril de 2018
17.04.2018

España y Portugal abogan por "caminar juntos" tras décadas de desencuentros

El presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa se opone a una Europa de dos velocidades: "Aceptar un núcleo duro director es la negación de Europa"

17.04.2018 | 03:25
Momento del brindis en la cena de gala en el Palacio Real ofrecida por los Reyes al presidente de Portugal. // Efe

Felipe VI y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, se felicitaron ayer de que ambos países hayan dejado atrás "décadas de desencuentro" y hayan optado por "caminar juntos" en su deseo de "estar a la cabeza de un proyecto europeo".

El Rey y Rebelo de Sousa compartieron "las profundas afinidades asentadas en siglos de historia y en valores comunes" durante la cena de gala que puso el broche a la primera jornada de la visita de Estado del mandatario portugués a Madrid, la primera desde 2006.

Rebelo de Sousa, que asumió la Jefatura de Estado hace dos años, se mostró convencido de que la nueva etapa de amistad entre los dos países es "irreversible".

"Es como redescubrirse en profundidad cinco siglos después", comparó el conocido como "el presidente de los afectos" por su gran popularidad entre los portugueses.

Rebelo de Sousa, de 69 años, elogió que España y Portugal hayan sabido "encontrar un equilibrio entre identidades propias, fraternidad y convivencia común".

Asimismo, el presidente portugués , expresó su rechazo a la idea de una Europa de dos o más velocidades, porque considera que "aceptar un núcleo duro director europeo es la negación de Europa". "Si tenemos una Europa con cuatro, cinco o siete Estados que tienen el liderazgo, una Europa de primera, y luego de segunda y de tercera, es como si aceptásemos que hay ciudadanos de primera, de segunda o de tercera. No es democracia, es apariencia de democracia", añadió el mandatario luso en su discurso.

Rebelo de Sousa admitió que ya hay "diferentes Europas", como es el caso de la zona euro y de los países que no lo son, pero cree que "convertir las excepciones en regla" no es bueno: "Europa se ha hecho para la solidaridad, para la inclusión y no para la fragmentación", ha dicho. Es más, ha asegurado que, como presidente de Portugal, hará todo lo que pueda contra esa idea que, a su juicio, no es una cuestión de "flexibilidad" europea, sino de coherencia del proyecto.

Tras reiterar su solidaridad por los atentados de Barcelona del pasado mes de agosto, Rebelo de Sousa agradeció la ayuda que España prestó para combatir los peores incendios vividos en Portugal.

Los Reyes ofrecieron la cena de gala después de recibir ayer por la mañana al presidente portugués con los máximo honores en el Palacio Real.

En sus palabras en el banquete, Felipe VI dijo sentirse "profundamente orgulloso" de la relación entre dos países que forman parte "de una misma geografía y están unidas por siglos de historia" y cuyos ciudadanos "se aprecian y respetan".

"Atrás quedaron los tiempos en los que nos dimos la espalda, y hoy nos damos la mano y caminamos juntos", ha subrayado don Felipe.

El Rey remarcó que España y Portugal son socios en la OTAN, con el objetivo de "garantizar la necesaria seguridad del continente europeo y de los aliados", y también en la ONU en el "mantenimiento de la paz y seguridad internacionales".

Don Felipe recordó que los dos países han sufrido la reciente crisis, aunque "han sabido sacar importantes lecciones".

"En la recuperación no podemos dejar nunca atrás a los más vulnerables y debemos aprovechar el crecimiento económico para disminuir las desigualdades sociales", afirmó el Rey.

Rebelo de Sousa lució el Collar de la Orden Española de Carlos III concedida por el Gobierno español, mientras que Felipe VI hizo lo propio con el Gran Collar de la Orden de la Libertad de Portugal, "un aliciente más" -comentó- para seguir trabajando en beneficio de los dos pueblos.

Rebelo de Sousa, que viajó a Madrid sin su pareja, como es habitual en otras visitas oficiales, arrancó su presencia en Madrid ayer por la mañana con el recibimiento en el Palacio Real.

Es la sexta visita de máximo nivel a España durante el reinado de Felipe VI y la primera de un mandatario europeo.

Tras la bienvenida, Rebelo de Sousa recibió la Llave de Oro de Madrid de manos de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, participó en una ofrenda floral en homenaje a los caídos y almorzó con los Reyes en el Palacio de la Zarzuela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias