29 de marzo de 2018
29.03.2018
Investigación

Investigan los "chiringuitos" que venden puntos del carné de conducir

La Fiscalía y la Guardia Civil rastrean una práctica que puede incluso sancionarse por la vía penal

29.03.2018 | 14:03
La Guardia Civil persigue la compraventa de puntos del carné.

La Fiscalía de Seguridad Vial y la Guardia Civil de Tráfico están investigando los "chiringuitos" o negocios dedicados a la venta ilegal de puntos del carné de conducir, una práctica "muy grave" que puede incluso sancionarse por la vía penal.

Ha sido el fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, que dirige a otros 70 fiscales de esta especialidad en España, quien lo ha asegurado en una entrevista en Radio Nacional, donde ha hecho un llamamiento a los conductores para que compartan el esfuerzo de las administraciones para mejorar la seguridad en las carreteras.

Vargas se ha referido a las patrullas integrales de la Guardia Civil de Tráfico que desde esta Semana Santa disponen de medios portátiles para notificar 'in situ' las infracciones, de tal manera que se evita la "picaresca" de algunos conductores que aseguran que al volante del vehículo infractor iba otra persona para así no perder puntos.

Y hay negocios, especialmente por internet, dedicados a la compraventa de puntos.

De esa "picaresca" y de esos negocios "está al tanto" la Fiscalía, ha resaltado Vargas, quien ha reiterado que se están investigando esas conductas "muy reprobables", en cuyo trasfondo está "no asumir la responsabilidad", una "falta de conciencia" y una "trampa" en una materia "muy seria".

El fiscal ha reconocido que al tratarse de prácticas "clandestinas" es difícil contar con datos estadísticos en este asunto, pero ha insistido en que se está encima de ellas para reconducirlas a la vía penal cuando sean delito o si no, a la administrativa.

Porque, según ha explicado, pueden conllevar cárcel si, por ejemplo, esos hechos encajan en un delito de falsedad.

Bartolomé Vargas ha recordado que en España se impusieron el pasado año 240.000 condenas, de las que 80.000, es decir, un tercio, fueron por delitos contra la seguridad vial.

Ha lamentado que tengan que dictarse esas penas porque en el fondo "esconden un fracaso educativo", pero ha subrayado que la aplicación de la ley es educativa.

Convencido de que las multas "nos hacen mejores conductores", Vargas ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que cale este mensaje: "todos los accidentes son evitables, absolutamente todos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído