23 de marzo de 2017
23.03.2017
Maltrato

Dos años de cárcel para un joven que acosó con más de 400 SMS a su expareja en Alicante

En dos días le remitió los mensajes donde le pedía repetidamente que volviera con él y le amenazaba

23.03.2017 | 16:10

Un tribunal ha impuesto dos años de prisión a un joven que maltrató y amenazó a su expareja y la sometió a un acoso continuo al enviarle más de 400 mensajes de texto con el móvil (SMS) en Alicante.

La sección primera de la Audiencia de esta provincia le ha absuelto, sin embargo, por falta de pruebas del delito de agresión sexual del que también estaba acusado.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, recoge que el procesado, A.M.E., abordó a la víctima el 3 de abril del pasado año cerca de su domicilio y le propinó un empujón mientras le decía que no podía hacer lo que le diera "la gana".

El acusado se tranquilizó al ver que el vigilante de seguridad de la urbanización de la mujer estaba en su puesto, aunque un rato después, cuando ella estaba paseando al perro, le dio un teléfono roto y dijo que había arremetido contra el móvil por "no hacérselo a ella".

Desde el día 4 al 6 del mismo mes, A.M.E. remitió a la perjudicada más de 400 SMS donde le pedía repetidamente que volviera con él y le amenazaba con hacerle daño a ella o hacérselo a sí mismo.

"O me desbloqueas o el lunes estás sin trabajo", "venga o te arruino la vida" "o me desbloqueas ya mismo o verás" son algunas de las frases que le escribió.

Pareja controladora

El tribunal ha declarado probado que durante la relación que ambos mantuvieron, desde agosto de 2015, el joven de 21 años ejerció una situación de "control" sobre su novia, pues quería saber cuándo quedaba con sus amigas, cuándo y con quién conversaba a través del WhatsApp.

Los magistrados, en cambio, no consideran acreditado que la violara el 8 de abril de 2016, después de que ambos acordaran verse en casa de la víctima.

"El relato que ella ha realizado de los hechos y, en concreto, de la violencia ejercida sobre ella por el acusado para conseguir el acceso carnal se ha ido suavizando en las diferentes ocasiones en las que ha prestado declaración", según la sentencia.

El tribunal sí ha condenado a A.M.E. por los delitos de maltrato, amenazas y acoso a penas que suman dos años de cárcel y cuatro de alejamiento, así como a indemnizar a la víctima con 2.000 euros por daños morales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook