El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, emplazó ayer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que "enseñe las cartas" si es que de verdad quiere negociar con el PNV los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, de los que aseguró no conocer ni un solo dato. El apoyo de los peneuvistas se revelaría crucial si, como parece, el PSOE mantiene su negativa a dar el visto bueno a esas cuentas.

Esteban aludió a las declaraciones de Rajoy en las que, el jueves, aseguró que va a "intentar" tener el apoyo del PNV para aprobar los PGE. El portavoz consideró que estas palabras del líder del PP confirman las reiteradas afirmaciones hechas por el PNV en las últimas semanas sobre que hasta ahora no ha habido ninguna negociación con el Gobierno.

El diputado del PNV situó en ese contexto el acuerdo alcanzado el pasado jueves entre Vitoria y el ministerio de Fomento para soterrar los accesos del Tren de Alta Velocidad a las capitales vascas. "Son pasos, detalles y gestos", dijo, que su grupo reclamaba al Ejecutivo "de cara, luego, a poder hablar". Pero, añadió, "eso no forma parte de una negociación", en la que "toda la maleza está todavía sin desbrozar".

Desde el PP, su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, lanzó la "posibilidad" de que el Gobierno opte por prorrogar los PGE de 2016 y pase a negociar directamente los de 2018, aunque resaltó que, a su juicio, esa no sería la mejor opción. Entre otros aspectos, Hernando avisó de que, en ese escenario, no se podría transferir "a corto plazo" a las comunidades autónomas los 4.000 millones pactados en el acuerdo sobre el techo de gasto.