21 de octubre de 2016
21.10.2016

Iglesias defiende el boicot a Felipe González como un "síntoma de salud democrática"

Los universitarios autores del escrache agradecen los apoyos recibidos

21.10.2016 | 01:57
Momento del escrache a González y a Cebrián en la Autónoma. // Efe

Un día después de la protesta contra Felipe González, de la que el PSOE responsabilizó a Podemos, su líder, Pablo Iglesias, dijo que el boicot fue un "síntoma de salud democrática" como expresión de denuncia de que "ya está bien que en este país algunos saquen pecho por el terrorismo de Estado".

La condena de la protesta en la Universidad Autónoma de Madrid fue mayoritaria, principalmente desde las filas del PP y del PSOE, sin que hasta el momento se hayan pronunciado ni Felipe González ni el grupo Prisa.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy dijo que le parece "muy mal" la protesta y expresó su "solidaridad plena" con González por no haber podido ejercer su derecho a la "libertad de expresión".

Sin embargo, Iglesias afirmó que "es un síntoma de salud democrática que los estudiantes tuvieran la suficiente memoria para decir que no es bonito que en un centro universitario intervenga quien saca pecho con el terrorismo de Estado".

Tras considerar "mucho más grave" la actuación deontológica del grupo Prisa que la protesta de ayer, ha admitido que no comparte la "forma" con la que se llevó a cabo esta acción, pero ha insistido en que "protestas en la universidad ha habido siempre".

Desde el PSOE, su exdirigente Alfredo Pérez Rubalcaba ha definido el boicot como un "comportamiento fascista", en el que se corearon consignas similares a las que usó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, hace pocos meses en el Congreso.

Aunque ha admitido "no tener ninguna prueba" de que Podemos hubiera estado detrás de la protesta, ha puesto de relieve que el mensaje de los manifestantes es "sospechosamente idéntico" a lo que dijo Iglesias el pasado mes de marzo, cuando acusó a Felipe González de tener "las manos manchadas de cal viva".

Por su parte, la Federación de Estudiantes Libertaria (FEL), cuyos miembros protagonizaron el escrache al expresidente del Gobierno Felipe González y al presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, este miércoles en la Universidad Autónoma de Madrid, agradecen los apoyos recibidos y advierten de que "meterse con dos capos del Régimen tiene consecuencias", según recoge "Europa Press".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine