29 de enero de 2015
29.01.2015
Borrador

Justicia plantea la custodia compartida para los maltratadores

Los condenados por un delito de violencia doméstica podrán ver a sus hijos si el juez lo considera conveniente

29.01.2015 | 17:08

El borrador del Ministerio de Justicia para regular el ejercicio de la corresponsabilidad parental propone que el juez puede establecer excepcionalmente "un régimen de estancia, relación y comunicación" con su hijo al progenitor que haya sido condenado por violencia de genero o doméstica.

La propuesta del Gobierno, que el Ministerio está trasladando a distintos órganos consultivos y asociaciones para que emitan su opinión, plantea que en algunos casos el juez podrá adoptar esta medida "de manera motivada" si lo considera conveniente para la protección del interés superior de los hijos, y tras un informe del equipo técnico judicial.

Para valorar esta decisión, el juez también tendrá en cuenta la entidad y gravedad del delito cometido por el maltratador, la naturaleza y duración de la pena fijada, así como la reincidencia y peligrosidad del progenitor.

El borrador, al que ha tenido acceso Efe, establece que no procederá atribuir la guarda y custodia de los hijos, ni individual ni compartida, ni un régimen de estancia, relación ni comunicación respecto de ellos, al progenitor que haya sido condenado penalmente por sentencia firme por un delito de violencia doméstica y de género contra el cónyuge o los hijos hasta la extinción de la responsabilidad penal.

Sin embargo, el anteproyecto establece la mencionada excepción y añade además que en casos de indicios fundados de violencia entre los progenitores o de éstos respecto a sus hijos, el juez podrá atribuir la guarda y custodia de los hijos a los progenitores, de manera individual o compartida si considera que es lo más conveniente para la protección del interés superior de los menores.

El borrador señala que en los casos en que se otorgue esta medida a los padres maltratadores deberán adoptarse las medidas necesarias para garantizar la seguridad e integridad, además de un seguimiento periódico de su evolución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook