03 de junio de 2014
03.06.2014

El niño que unió en España a la familia real tras el exilio

Felipe pasó por todos los estamentos de formación académica y militar, con un destino marcado y muy asumido desde el colegio

03.06.2014 | 01:48
Felipe de Borbón.

El bautizo de Felipe de Borbón tuvo un incuestionable valor simbólico, aunque para la España de la época aquella ceremonia hubiera pasado poco menos que inadvertida.

Lo recibió en brazos de su bisabuela. Victoria Eugenia, viuda de Alfonso XIII, se fue de España en abril de 1931 para compartir exilio y solo regresó 37 años después para actuar de madrina. Felipe nació el 30 de enero de 1968, pesó 4,300 kilos y propició el reencuentro en suelo español de la familia real.

El 68 fue un año intenso, vital. La revolución cultural de París, los asesinatos de Bob Kennedy y Martin Luther King en Estados Unidos, el salto prodigioso de Bob Beamon (8,90) en los Juegos Olímpicos de México, la invasión soviética de Checoslovaquia, la irrupción negra de ETA, con sus primeros atentados terroristas, la órbita completa de la Luna por parte de la tripulación de la nave Apollo VIII y el "La, la, la" de la cantante Massiel, primer triunfo español en el Festival de Eurovisión.

Nació infante, apuntando a altas pero difusas responsabilidades, se convirtió en príncipe heredero en noviembre de 1975 tras la proclamación de su padre como rey y en virtud del mandato constitucional que da prevalencia al varón sobre la mujer en el orden de sucesión. Ejerce de Príncipe de Asturias desde los nueve años y de padre de infantas, pronto ejercerá también de padre de princesa heredera. Y de Rey, Felipe VI.

Lo educaron para serlo y ese proceso largo lo hemos seguido los españoles al minuto. Estudió en el colegio Santa María de los Rosales, laico, mixto y bilingüe. Quedó contento porque allí matricula a sus dos hijas, Leonor y Sofía. El COU lo cursó en Canadá, en el Lakefield College School y, ya bordeando la mayoría de edad, se embarcó en su formación militar: tierra, mar y aire, por este orden. O, lo que es lo mismo, la Academia General Militar de Zaragoza, la Escuela Naval Militar de Marín y la Academia General del Aire de San Javier, en Murcia.

Juró la Constitución como príncipe heredero, se licenció en Derecho por la Autónoma de Madrid -lo vimos en clase, como un universitario más, aun sabiendo que no era un universitario más- y se fue a la Universidad de Georgetown, en Washington, para estudiar un máster de Relaciones Internacionales. Lo dice Don Juan Carlos: el príncipe está preparado para ser Rey. Y lo dicen los que lo conocen a fondo: será el rey de España mejor preparado de la Historia.

"Se tomó muy en serio los estudios. Junto al Derecho se centró en la Economía. Es inteligente y trabajador", asegurade él su preceptor durante cinco años de estudios superiores, el jurista Aurelio Menéndez.

Sustituye en la nomenclatura real a un monarca lleno de singularidades. Felipe V fue el primer Borbón y el Rey de España con mayor permanencia en el trono, 45 años. Para el siglo XVIII, un milagro. Felipe V abdicó en su hijo, Luis I, que se murió pronto y reinó casi nada, desde enero a septiembre de 1724, fecha en que su padre asumió de nuevo las máximas responsabilidades de la Corona. Lo apodaban "El Animoso".

Felipe de Borbón y Grecia tiene 46 años, un destino marcado y al parecer muy asumido, una familia estable y fama bien ganada de hombre tranquilo. Además, en palabras de su madre la reina, es "reservado, serio, tranquilo y reflexivo". No es un secreto, Felipe se parece más a su madre que a su padre. "Tímido pero con sentido del humor", lo define la periodista Pilar Urbano.

En esta vorágine un tanto corrosiva que acompañó y acompaña a la Corona española en los últimos años, Felipe ha sabido mantenerse al margen, sin salpicaduras innecesarias. Llega (casi) ileso, bien valorado -mucho mejor que su padre y casi tan bien como su madre-. Su estrategia de alejamiento de las zonas "sensibles" de su entorno, con Iñaki Urdangarín a la cabeza, dio buenos resultados.

Por su vida han pasado algunas novias. Isabel Sartorius lo acompañó unos cuatro años, ambos veinteañeros. La norteamericana Gigi Howard, unos meses. Lo de la noruega Eva Sannun tuvo mucho más calado que la anterior. Cuentan que Felipe se llegó a plantear una relación durarera y oficial, y cuentan también que en La Zarzuela aquella modelo de ropa interior no gustaba ni poco ni mucho ni nada.

El noviazgo con Letizia Ortiz lo llevaron con discreción absoluta. Cuando se oficializó, en medio de la sorpresa general, los sectores más conservadores auguraron un desastre. Ella, periodista, plebeya y divorciada. Se casaron bajo el aguacero una mañana de junio de 2004 y han conseguido formar una pareja que se complementa y con imagen moderna. Acaban de celebrar su décimo aniversario cenando unas pizzas en un restaurante madrileño. Felipe lleva desde 1996 asumiendo altas responsabilidades de representación de España y su agenda cada vez está más cargada. La sucesión es un proceso que ahora desemboca en la abdicación de su padre el rey, pero que comenzó mucho antes. Preside más de 300 actos oficiales al año. "Le toca un escenario difícil en una época complicada, pero estoy seguro que lo hará muy bien", señala Aurelio Menéndez. "Para empezar, llegará al trono con una edad ideal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine