El presidente de la Generalitat, Artur Mas, afirmó ayer que el debate del 8 de abril en el Congreso será una "oportunidad de oro" para que el Parlament se explique y para que se "escuche" sin "broncas ni aspavientos" la propuesta de celebrar una consulta que se hace con "la mano tendida". "Escucha, España, la voz de los catalanes, que te quieren hablar con concordia y espíritu de negociación", dijo Mas, quien subrayó que, si se recibe un "no" de la Cámara baja, se seguirá con la senda soberanista "serena y democráticamente".

El 8 de abril se debatirán en el Congreso tres propuestas de petición de delegación de competencias a la Generalitat para la convocatoria de referendos. Mas justificó que no sea él quien defienda la propuesta porque es una iniciativa de la Cámara catalana y no de su Gobierno.