El expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, de 81 años, continúa hospitalizado para ser tratado de una infección respiratoria considerada habitual en el proceso de la enfermedad que padece (alzhéimer). El que fuera primer jefe de Gobierno de la democracia fue ingresado en un centro sanitario sobre las 15.30 horas del lunes y será sometido a un chequeo general sobre su estado de salud.