Mariano Guindal (Madrid, 1951) fue el primer periodista en conocer el asesinato de Carrero Blanco, pero cuando llamó a su agencia para dar la exclusiva le preguntaron si estaba borracho y le enviaron a seguir el proceso 1.001. Sin embargo, años después una exclusiva suya que sí vio la luz precipitó la expropiación de Rumasa. Su vida profesional es la historia de la transición económica de España, de la que Guindal, que ha pasado por la gloria y por la cola del paro, no ha dejado de informar y de interpretar a su manera. Tras El declive de los dioses y Los días que vivimos peligrosamente, ahora trabaja en un libro sobre el cáncer, enfermedad que supera con la ayuda de San, el hijo de ocho años que adoptó en China junto a su segunda esposa.