Hasta 38 millones llegó a acumular Luis Bárcenas en sus cuentas en Suiza. Así lo reconoció ayer el extesorero del partido en el Gobierno durante su declaración de más de tres horas ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Bárcenas atribuyó ese abultado patrimonio oculto en el país helvético a su "buen hacer" en los negocios y entregó al instructor del caso Gürtel una relación de donaciones, según la cual el PP recibió, entre 1999 y 2007, 33 millones de euros, de los que 23,7 son de procedencia anónima

En su comparecencia judicial, la quinta en relación con la trama Gürtel, el extesorero desvinculó al PP de esos 38 millones, cuyo origen atribuyó a su "acierto" en bolsa, operaciones inmobiliarias y negocios de venta de arte. En su informe sobre esas cuentas, la Policía desmonta la justificación de Bárcenas al asegurar que sus ganancias en bolsa no rebasaron los 2,5 millones, que no consta registro alguno de ingresos por la compraventa de cuadros y que solo existe uno de 282.404 euros por una operación inmobiliaria.

Su declaración se centró en demostrar su "buen hacer" en los negocios, que le permitieron llegar a acumular hasta 38 millones en sus cuentas en el Dresdner Bank y el Lombard Odier y que esa cantidad dismuyó hasta los 22 millones al retirar su parte sus socios, a los que se negó a identificar.

"He vendido cuadros que creo que están colgados en el Museo del Prado", afirmó. Sin embargo, Bárcenas reconoció que no entiende sobre arte y que acudió a su amigo Rosendo Naseiro (también extesorero del PP y todo un experto en la materia) al que vendió un cuadro en 2006 por 60.000 euros del que aportó la copia del talón y otro en 1984 del que no concretó la cantidad.

Entre sus supuestas operaciones exitosas en bolsa, Bárcenas destacó la obtención de 6 millones con títulos de Endesa en 2006, los 900.000 euros que ganó con acciones de Eurobank y los 280.000 que obtuvo al mediar en la compraventa de una finca en Paraguay. En otro momento de la declaración, mostró unas cartas que habría dirigido a los bancos suizos señalando que el también extesorero Ángel Sanchís e Iván Yáñez actuarían en su nombre. Reconoció la firma, pero puso pegas para hacer lo mismo con su letra.

De sus negocios inmobiliarios dijo que intentó desarrollar un proyecto junto al exalcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero para la construcción de viviendas en el resort de la estación de esquí de Baqueira (Lérida) aunque no fructificó.

Tras desvincular su fortuna oculta en Suiza de las cuentas del PP, Bárcenas aportó al juez un cuadro de donaciones al PP. Se trata de un documento a ordenador con el logotipo del partido y en el que, en su parte inferior, figura como fuente de las cantidades los datos aportados por Génova al Tribunal de Cuentas.

Bárcenas sacó a colación el cuadro cuando la Fiscalía le preguntó por la comparecencia ante notario que hizo el 14 de diciembre, en la que afirmó que fue responsable desde 1994 a 2009 del control de los donativos al PP y de los perceptores de fondos de la formación junto al extesorero Álvaro Lapuerta. Aunque en un principio no ha querido responder a este respecto debido a la investigación que se sigue en la Fiscalía, finalmente accedió a hacerlo y entregó el documento al juez.

El cuadro contiene las donaciones de 1999 a 2007, por un total de 33 millones, 23,7 de ellos de procedencia anónima, y el resto nominativa. A la pregunta de por qué acudió al notario, respondió que quería que constara que de todas las aportaciones que había recibido el PP, anónimas o no, ni él ni Lapuerta se habían quedado con nada. En el cuadro no figuraban los perceptores de fondos, y la acusación popular ejercida por el PSOE pedirá que se analice si sus cifras concuerdan con las donaciones del PP declaradas ante el Tribunal de Cuentas.