20 de noviembre de 2012
20.11.2012
Faro de Vigo
Violencia de género

Un hombre descuartiza a su pareja de 42 años en León

Ambos eran indigentes en Bembibre y el individuo de 53 años ha confesado los hechos en La Coruña

20.11.2012 | 13:33

Un hombre ha sido detenido hoy por la muerte de su compañera sentimental, una mujer de 42 años a la que, según ha confesado él mismo, descuartizó y metió en varias maletas en la población leonesa de Bembibre, donde ha sido localizada.

El autor confeso del crimen es un hombre de 53 años, cuya identidad corresponde a las iniciales M.D.A.M., de nacionalidad portuguesa, y que ha sido detenido en A Coruña por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Fue él mismo el que la pasada madrugada acudió a comisaría a contar que había matado a su pareja -R.M.J.C., de nacionalidad española-, según han informado hoy fuentes de la Subdelegación del Gobierno en León.

Tras la personación en dependencias policiales, agentes de la Guardia Civil de Bembibre (León) acudieron hasta el lugar que les había indicado y hallaron los restos de la víctima, alrededor de las 3:00 horas.

Las fuerzas de seguridad hallaron las maletas en una caseta abandonada de unas antiguas instalaciones mineras, a las afueras de Bembibre, lugar que ambos compartían como vivienda con otras personas indigentes.

Los restos de la mujer han sido trasladados al Instituto Anatómico Forense del Hospital del Bierzo para su identificación y para la práctica de la autopsia.

La Guardia Civil continúa con la investigación para el total esclarecimiento de los hechos que, según la confesión del propio detenido, tuvieron lugar el sábado, sin que de momento hayan trascendido más datos sobre las circunstancias que rodearon el suceso.

Tras su arresto, el detenido pasó a disposición judicial en A Coruña, donde fue ordenado su traslado a los juzgados de Ponferrada (León), demarcación a la que pertenece Bembibre.

Se ocupará del caso el Juzgado número 5 de Ponferrada, que es el encargado de Violencia sobre la Mujer, y está previsto que el arrestado pueda pasar mañana a disposición de este juzgado, han explicado a Efe fuentes del caso.

La víctima no había presentado denuncia por violencia de género en los Juzgados de Ponferrada, según han precisado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

Por su parte, el detenido tenía antecedentes penales por delitos contra las personas y bienes, han dicho a Efe fuentes de la Subdelegación del Gobierno en León.

La mujer tenía tres hijos, que están tutelados por la Junta de Castilla y León y que se encuentran en acogimiento familiar, según han informado fuentes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, de quien depende la tutela de los menores.

El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, ha señalado que, al parecer, la pareja se conoció en la dependencias de Cáritas de la localidad, donde ambos acudían a pedir alimentos.

El hombre llegó al pueblo hace aproximadamente un año y medio y allí conoció a su pareja, que "le acogió"; un gesto "bastante habitual" en esta mujer que solía hacerlo con "todas las personas que pasaban por Bembibre y que no tienen hogar", ha agregado el alcalde.

Ambos vivían en un antiguo lavadero "medio derruido" situado a las afueras del municipio, en el barrio de la Estación, y alguna vez habían acudido a pedir ayuda a los Centros de Acción Social (CEAS) de la localidad.

Según el regidor, quien ha mostrado su "profundo rechazo" a todo tipo de violencia de género, el hombre solía ejercer la mendicidad frente a las oficinas de una caja de ahorros, donde se le veía pidiendo, especialmente los jueves, día de mercado en el pueblo, sin que mostrara comportamiento agresivo alguno.

Bembibre es la segunda localidad más grande de la comarca del Bierzo, se encuentra a unos 90 kilómetros de León, tiene unos 10.000 habitantes, y sus vecinos están indignados por este trágico suceso.

De confirmarse que éste es un caso de violencia machista -los primeros indicios así lo apuntan-, serían 42 las mujeres que han muerto en España en lo que va de año a manos de sus parejas o exparejas, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En España, la última víctima, una joven de 19 años a la que supuestamente mató su compañero sentimental, de 29 años, falleció el pasado domingo en Parla (Madrid).

La mujer tampoco había presentado denuncia previa por malos tratos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook