14 de mayo de 2011
14.05.2011
'Vega 5'

Defensa anuncia la liberación de los dos marineros gallegos

La empresa pide prudencia hasta que finalmente esté cerrada la operación

14.05.2011 | 22:01

Los marineros gallegos Juan Alfonso Rey Echeverri y José Alfonso García, secuestrados por piratas desde el pasado mes de diciembre cuando viajaban a bordo del pesquero 'Vega 5', asaltado frente a Mozambique, han sido puestos en libertad, según fuentes gubernamentales consultadas por Europa Press.

El palangrero, de bandera mozambiqueña y operado por una empresa participada por Pescanova, fue secuestrado el pasado mes de diciembre y liberado en marzo por la Marina india el pasado marzo.

Los españoles, el capitán y el contramaestre, ambos de origen gallego, no se encontraban a bordo del barco en el momento de la liberación. Los piratas difundieron días después una fotografía en la que se veía a los rehenes rodeados de hombres armados.

Tras el operativo, en el que fueron capturados 61 piratas, la Marina india confirmó el fin del secuestro para trece de los tripulantes y que otros nueve se encontraban "desaparecidos". A bordo de la embarcación viajaban 19 mozambiqueños y tres indonesios.

En concreto, el 'Vega 5', que habría sido usado como nave nodriza para perpetrar otros asaltos, fue secuestrado en aguas de Mozambique el pasado 28 de diciembre. Aquel día, la tripulación fue obligada a dirigir el barco hacia el norte, en un trayecto de siete días hasta su llegada a la costa de Somalia el pasado 4 de enero. Fue fondeado frente al puerto de Haradheere, que los piratas somalíes utilizan como base habitual durante el periodo que dura la negociación del rescate.

DISCRECION

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, anunció tras la liberación del buque que los dos españoles se encontraban "bien" y que el Ejecutivo estaba gestionando esta crisis "con discreción".

Desde un principio, tanto el Gobierno, como la empresa y las familias de los españoles, naturales de Pontevedra y Muros (A Coruña), han guardado silencio sobre las negociaciones, con el objetivo de no perjudicarlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook