09 de marzo de 2010
09.03.2010
Tras hacerlo con Garzón

Rajoy critica que Zapatero no defienda a Velasco

Acusa al presidente del Gobierno de efectuar un ejercicio de "presión" al Tribunal Supremo

08.03.2010 | 16:55

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha lamentado este lunes que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, apoye públicamente al juez Baltasar Garzón y no al magistrado Eloy Velasco, que "ha sido insultado" por el Ejecutivo de Venezuela y en concreto por Hugo Chávez.

Rajoy, en declaraciones a los medios tras visitar una empresa de biotecnología en la localidad madrileña de Fuenlabrada, ha pedido a Zapatero que defienda la Justicia española y el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y de paso, a España, cuyo Gobierno "está siendo humillado".

Antes, el líder de los populares ha expresado su respaldo al juez Eloy Velasco, pues hace unos días emitió un auto en el que apuntaba indicios de connivencia del Gobierno venezolano con ETA y las FARC.

Para el presidente del PP, "ha dictado un auto en el ejercicio de su independencia", y pese a ello, no ha recibido el respaldo público de Zapatero a pesar de los "insultos" que le ha prodigado el Gobierno venezolano.

En cambio, según sus palabras, con las declaraciones de ayer en Granada, en las que destacó la "valentía" de Garzón frente a ETA, Zapatero efectuó un ejercicio de "presión" al Tribunal Supremo, que debe deliberar ahora tres querellas contra el magistrado de la Audiencia Nacional.

El presidente del Gobierno, en opinión de Rajoy, "ha hecho justo lo contrario de lo que debería hacer".

Asimismo, el líder de los populares ha pedido a Zapatero que acuda al Congreso a explicar los indicios a los que Velasco hace referencia en su auto y a aclarar si tiene "voluntad" de que España sea un país "respetado" en la esfera internacional.

Porque el Ejecutivo de Zapatero, a su juicio, "está siendo humillado" por "un señor que en sus actuaciones" y declaraciones "dista mucho de ser un ejemplo".

Y todo ello, en palabras de Rajoy, obliga al jefe del Gobierno a acudir al Congreso y aclarar los puntos sobre los que existen dudas: Primero, si había relación entre la guerrilla colombiana de las FARC y ETA; después, si integrantes de la primera y otros etarras "estaban en Venezuela entrenando para cometer acciones criminales"; y por último, si miembros de la organización terrorista "fueron acogidos y trabajaron en la administración" de Chávez.

Unidos todas los indicios, el presidente del PP cree necesario que Zapatero acuda al Congreso y deje claro que su voluntad primera consiste en defender a España y que el país se haga respetar en la esfera internacional.

Explicaciones al embajador

También resulta crucial que el Gobierno español llame al embajador venezolano en Madrid para que dé explicaciones adecuadas.

Sobre las acusaciones de Chávez y de su ministro de Exteriores al juez Velasco y al PP, el líder de los populares ha afirmado que declaraciones como ésas no le preocupan. "Me preocupa que el Gobierno español defienda la justicia española y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha apostillado.

"Me preocupa España y su gente, los derechos y libertades de los ciudadanos y un Gobierno capaz de hacerse respetar en el mundo, lo que no ocurre en estos momentos presentes", ha añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias