29 de octubre de 2009
29.10.2009

Los armadores gallegos negocian la contratación de escoltas para sus barcos

Pesqueros vascos ya han contratado a 50 vigilantes privados

29.10.2009 | 08:55

Los armadores gallegos ya han dado los primeros pasos para garantizar la seguridad de sus barcos ante posibles ataques piratas. Las negociaciones, según adelantaron desde la Asociación Española de Escoltas, "están muy avanzadas". Tras los secuestros de pesqueros españoles en aguas de Somalia –el último, el del atunero "Alakrana" hace casi cuatro semanas–, los armadores han contactado con empresas de seguridad privadas para contratar sus servicios.
Las primeras conversaciones ya han dado sus frutos. Una quincena de pesqueros vascos ya ha cerrado contratos con medio centenar de escoltas para que velen por la seguridad mientras faenan en aguas amenazadas por los ataques piratas.
La vigilancia ha sido contratada para pesqueros que faenan en Somalia, el golfo de Guinea, el sur de Asia, Indonesia y Suramérica. "Ahora está en el punto de mira Somalia, pero el clásico mundial de la piratería es el sur de Asia", destaca el presidente de la Asociación Española de Escoltas, Vicente de la Cruz.
Los contratos que ya se han firmado son por un periodo de dos a tres meses y con un sueldo bruto mensual de 5.500 euros. Según las características del barco, el número de escoltas oscilará entre cuatro y ocho. Para hacer frente a este coste elevado, los armadores vascos contarán con el apoyo del Gobierno autonómico. Según el lehendakari, Patxi López, el Ejecutivo vasco está dispuesto a sufragar el 25% de los gastos que ocasione a los pesqueros vascos la contratación de vigilantes privados para repeler los ataques piratas.
Sobre la falta de preparación de los escoltas para proteger al colectivo, el presidente de la Asociación Española de Escoltas destaca que hay muchos perfiles profesionales y que parte de las personas que se dedican a este trabajo provienen del Ejército o son ex infantes de Marina "que conocen perfectamente el armamento autorizado".
Mientras el Gobierno ultima un decreto por el que se permitirá llevar armas de combate en los buques y se autorizará su uso a personal privado, los primeros ocho escoltas que trabajarán a bordo de un pesquero español para repeler a los piratas asistirán a un curso intensivo ya la próxima semana.
Pero no es la primera vez que vigilantes privados se embarcarán para proteger a la tripulación de un buque español. En el último año, profesionales de la seguridad privada ya han protegido barcos que surcan las aguas internacionales. El buque cablero Teneo ya utilizó escoltas en el golfo de Guinea y en Somalia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Enlaces recomendados: Premios Cine