06 de octubre de 2009
06.10.2009
Sesión de control al Gobierno

El PP vetará los presupuestos en el Senado

Según los senadores populares los presupuestos son "monumental antología del disparate"

06.10.2009 | 22:38
García Escudero durante su intervención en el Senado.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha estado presente en el Senado durante la sesión de control en la que los senadores del Partido Popular han confirmado que vetarán los Presupuestos Generales del Estado para 2010.

El portavoz del grupo popular, Pío García Escudero, no ha esperado siquiera a que el Congreso debata las enmiendas de totalidad a las cuentas públicas para el próximo año para anticipar que en el Senado los "populares" también intentarán parar el proyecto.

Ya lo hicieron el año pasado, y ahora volverán a repetir estrategia, según el portavoz del PP porque los presupuestos son una "monumental antología del disparate" con cifras que no cuadran y que incluyen la peor de las medidas que a su juicio puede adoptarse en un momento de grave crisis económica: La subida de impuestos.

De la respuesta que Zapatero le ha dado en el pleno se deduce que no esperaba menos de los senadores populares, ya que ha confesado que no le parece ninguna "novedad" que veten sus presupuestos.
Zapatero tiene claro que la subida impositiva es necesaria y se lo ha explicado a García Escudero, recordándole además que las autonomías y los ayuntamientos del PP también están pidiendo más dinero a los ciudadanos.

Con algo más de tranquilidad se lo ha contado también al portavoz de CiU en la Cámara Alta, Jordi Vilajoana, quien también preguntaba en la sesión de control por los motivos que llevan al presidente a defender el aumento impositivo, según él desaconsejado hace nueve meses desde Europa y más recientemente por el G-20.

Ha reconocido Zapatero que no se trata de una medida "ni popular, ni amable ni simpática", incluso "incómoda", pero obligada para un gobernante que no quiere renunciar a la protección social, a la inversión productiva y a bajar el déficit público.

Y es que la sesión de hoy apenas ha servido para confrontar el papel del Gobierno ante la crisis con las críticas del PP y CiU, que abominan de todo lo que huela a cobrar más a los contribuyentes.

Para Vilajoana, un "gran error" que será "perjudicial" para la economía; una obligación responsable para el jefe del Gobierno socialista, que por cierto ha aprovechado para negar la "improvisación" que los ciudadanos detectan en la gestión del Gobierno según las últimas encuestas.

"Ante una turbulencia que empezó siendo una tormenta y acabó siendo un huracán no hay un GPS, señoría, lo que hay es el intento por todos los Gobiernos por conducir el barco teniendo en cuenta las circunstancias del oleaje, la marea, el viento, que ha sido muy duro", ha proclamado.

Dicho lo cual, Zapatero se ha marchado del Senado, bien calada su gorra de capitán de navío.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine