18 de noviembre de 2008
18.11.2008
Siniestro en Barajas

El juez retira los cargos a uno de los tres técnicos de Spanair imputados

18.11.2008 | 13:46

El juez Juan Javier Pérez, que instruye la investigación del accidente del avión de Spanair, ha levantado la imputación que pesaba sobre el técnico de mantenimiento Julio N.B., a quien se acusaba de 154 homicidios imprudentes y 18 lesiones imprudentes por su presunta vinculación al siniestro que costó la vida el pasado 20 de agosto a 154 personas en el aeropuerto de Barajas, confirmó hoy a Europa Press uno de los abogados de las familias de víctimas.

El magistrado toma esta decisión después de escuchar el testimonio de los tres imputados en la investigación y concluir que no hay indicios suficientes para sostener la acusación de Julio N.B., en sintonía con la posición de la Fiscalía de Madrid. El Ministerio Público se opone también a la imputación de los otros dos mecánicos, al tachar de "prematura" las actuaciones del magistrado en este sentido.

La pasada semana, los dos técnicos de mantenimiento, Felipe G.R. y Julio N.B., que revisaron la avería en la sonda de temperatura (RAT) reconocieron ante el juez instructor que no consultaron el manual de mantenimiento de Boeing, pero sí el listado de equipamiento mínimos (MEL), que se revisa en reparaciones a pie de pista. No obstante, los técnicos no estaban obligados a consultar el manual de Boeing.

Felipe G.R. fue el técnico que extrajo el fusible de la sonda de temperatura después de que el comandante abortase el primer despegue debido a un problema de calentamiento excesivo en este sensor. Tras revisar el fallo, Julio N.B. propuso despachar el avión tras consultar al comandante Antonio García Luna, quien decidió que el avión debía de despegar.

En su declaración, Felipe G.R. explicó además que subió a la cabina para hablar con el comandante y que consultó el MEL a fin de seguir las indicaciones para aislar la avería, puesto que este manual da un plazo máximo de diez días para arreglar el fallo.

Tras consultar a su supervisor, se limitó a extraer el fusible porque la sonda tenía una temperatura muy elevada y ello podría ser peligroso durante el vuelo. Acto seguido, consultó a Antonio García Luna si el avión se despachaba, lo que éste consideró adecuado.

Por su parte, Julio N.B. contó que ayudó a su compañero, certificando los pasos que siguió. Además, aclaró al juez que el supervisor que dio el visto bueno no fue el jefe de mantenimiento de Spanair en Barajas, también imputado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Enlaces recomendados: Premios Cine