31 de julio de 2008
31.07.2008

El registro de un piso que altera la tranquilidad de un barrio de Logroño

31.07.2008 | 20:06

Los vecinos del barrio logroñés del Arco se han mostrado muy sorprendidos por el registro al que ha sometido hoy cerca de una veintena de agentes de la Guardia Civil, muchos de ellos provistos de pasamontañas, a una vivienda de dos dormitorios del número seis de la calle Isaac Albéniz.


El piso habría sido alquilado y usado, al menos, por dos miembros del "complejo Vizcaya" entre enero y julio de este año, según la información facilitada por la Guardia Civil, que ha estado casi siete horas registrando las habitaciones y, al parecer, dos trasteros, de los que aparentemente se han llevado abundante material.


Todo el material incautado en el registro, en el que ha estado presente el presunto líder del "complejo Vizcaya", Arkaitz Goikoetxea, se ha trasladado a Madrid para ser analizado por el laboratorio de criminalística de la Guardia Civil.


El inmueble, de nueva construcción, como todo este barrio que comenzó a levantarse con el inicio de este siglo, se encuentra muy cerca de la salida de Logroño en dirección a Burgos y dos números más arriba de un bar en el cada mañana desayunan gran número de agentes de la Policía Local, de la Guardia Civil y Policía Nacional.


"Este es una barrio muy tranquilo, nadie podía esperar que esto sucediera. Es toda una sorpresa", ha afirmado a Efe un vecino de este edificio que no quiere ser identificado.
Su asombro no era el único en esta zona residencial, en la que predomina el ladrillo caravista, las persianas blancas y las zonas verdes con árboles aún pendientes de crecer para ofrecer una sombra reconfortante.


Otra mujer que llegaba al edificio para ver a su hija y a sus nietas se mostraba "estupefacta" tras coincidir un instante con Goikoetxea, cuando era bajado al garaje, donde hay trasteros.


"Estoy casi segura que le vi hace un par de semanas en la piscina, mientras mis nietas se bañaban. Estaba sentado leyendo un libro", ha afirmado la mujer.


Varios vecinos no han dudado en insultar a Goikoetxea mientras era introducido con las manos atadas con una bridas en un vehículo todoterreno aparcado a la puerta principal del edificio para marcharse de Logroño.


Este es el segundo registro al que asiste Goikoetxea en La Rioja, después de que el pasado jueves acompañase a los agentes y al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón a localizar un zulo de la organización terrorista ubicado junto a la pista forestal que comunica las localidades de Pazuengos y Manzanares de Rioja.


En el mismo se almacenaban unos 125 kilos de explosivos y tranquilizantes, además de placas de matrícula de Portugal, Francia y España, detonadores y cordón detonante.
También es el tercer piso que registran durante los últimos días los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en La Rioja, una vez que la semana pasada lo hicieran con otros dos en la localidad de Ezcaray, en uno de los cuales se descubrió un laboratorio para la fabricación de explosivos.


"Vivimos en el País Vasco y tenemos esta casa en Logroño para venir a ver a la familia. A este tipo de cosas estamos habituados que ocurran allí, pero no en Logroño", afirmaba otra familia con vivienda en el edificio registrado hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias