23 de julio de 2008
23.07.2008
Polémica

El PP tramita la expulsión del alcalde de Sierra Yeguas por acoso sexual a un edil de su grupo

23.07.2008 | 15:46

El Partido Popular (PP) tramita la expulsión de sus filas del alcalde de Sierra de Yeguas (Málaga), Rafael Sánchez Lavado, por un presunto acoso sexual a su compañera de partido y primera teniente de alcalde, Josefa Torres, que ha presentado una grabación de conversaciones como testimonio.

La dirección provincial del PP ha abierto un expediente de expulsión a Sánchez y ha solicitado al Comité de Derechos y Garantías del partido que adopte esta medida al considerar que "hay pruebas internas suficientes para actuar así", ha informado hoy a Efe el presidente de esta formación en Málaga, Joaquín Ramírez.

Él mismo ha pedido al alcalde que dimita del puesto y renuncie a su acta de concejal, aunque se desconoce qué hará al no haber comunicado aún su decisión tras la postura adoptada por su partido, de la que informa hoy el diario "20 minutos" en su edición provincial.

Josefa Torres, que ocupó el segundo puesto en la candidatura electoral, no va a optar a sustituirlo en la Alcaldía y piensa incluso en marcharse del Ayuntamiento, independientemente de todo, "por su situación personal".

Ramírez espera que Rafael Sánchez sea expulsado esta misma semana tras abrirse ayer el expediente, que se ha remitido a los comités de derechos y garantías tanto nacional como regional, después de la investigación emprendida al tener conocimiento del caso el pasado sábado y una vez mantenida una reunión ayer mismo con el alcalde y con la edil.

El dirigente provincial ha precisado sobre el partido que "no somos un tribunal, pero hay pruebas internas suficientes para actuar así" y que "no hay más camino que este, ya que no se pueden amparar conductas de este tipo tan graves como esta presunta acción del alcalde".

Ha comentado que conocieron recientemente también que el alcalde fue condenado antes por otro asunto, una disputa sobre unas lindes que considera "intereses privados" donde el partido no entra por ser "una cuestión privada que no afecta a la función de regidor".

Joaquín Ramírez ha explicado que cree que la afectada iba a presentar hoy una denuncia por lo ocurrido y ha resaltado que el PP "apoyará a la concejala porque a ella sí corresponde amparar", al considerarlo como su deber, y que "los hechos son suficientes para internamente tomar la decisión".

Ha añadido que lo primero ha sido preocuparse de la persona, "amparar al cargo público que se ve vejado y respaldar a la compañera", y que "es secundario el interés del partido" sobre la Alcaldía, al indicar que si el alcalde no se marcha, "estará fuera del PP" y no será ya una Alcaldía popular.

También cree que "hay que acostumbrarse en los partidos a contar con los cuadros y personas más adecuadas, honestas y transparentes y a que una Alcaldía no es suficiente si la conducta es reprobable, en cuyo caso hay que poner en tela de juicio conservar esa Alcaldía" y ha enfatizado al respecto que "es importante una actuación ejemplar", que comenta que no es la primera vez que la hacen.

De esta forma, el PP perderá su única Alcaldía en la comarca de Antequera, obtenida en 2007 con la mayoría absoluta de seis de los once integrantes de la corporación, frente a cuatro del Partido Andalucista (PA) y uno del PSOE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook