17 de julio de 2008
17.07.2008

De Juana inicia otra huelga de hambre tras pedir el fiscal el embargo de su casa

17.07.2008 | 11:40

El etarra denuncia la "campaña mediática y de intoxicación" sobre su familia ante su inminente salida de prisión

OTR Press / Efe / Madrid

Cuando le restan solo diecisiete días para quedar en libertad después de más de veinte años de cautiverio, el preso etarra José Ignacio de Juana Chaos volvió ayer a declararse en huelga de hambre tras conocer que la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó el embargo inmediato y preventivo del piso del que disponía la madre del etarra, ya fallecida, en San Sebastián y que hace un año compró su esposa, Irati Aranzabal. Con esta medida se persigue que De Juana, declarado insolvente, no venda el piso y lo use para pagar las indemnizaciones que debe a sus víctimas, que alcanzan los ocho millones de euros. Si la Audiencia ordena el embargo se impedirá cualquier venta de la casa, pero no evitaría que De Juana viva allí, cerca de varias víctimas de ETA, ya que la esposa del etarra no se vería obligada a abandonar el piso.

Durante la tarde de ayer, De Juana envió un escrito a la dirección de la cárcel de Madrid VI-Aranjuez, donde cumple condena hasta el próximo 2 de agosto, en el que comunicaba que ha decidido emprender una huelga de hambre indefinida. Según la asociación de apoyo a presos etarras Askatasuna, De Juana inicia su tercera huelga de hambre ante "la inaceptable campaña mediática y de intoxicación y presión" sobre su familia y él mismo y también para denunciar "la política penitenciaria de excepción que se aplica al Colectivo de Presos Políticos Vascos", cuyo objetivo "es castigar de por vida a los reclusos y que se pudran en la cárcel".

Reivindicaciones al margen, De Juana vuelve a ponerse en huelga de hambre a poco más de dos semanas de salir a la calle, después de que el fiscal pida el embargo del piso de San Sebastián que está nombre de su mujer y perteneció a su madre y a su hermana.

Petición de la Fiscalía

La petición de la Fiscalía se enmarca dentro de la investigación que está llevando a cabo el ministerio público sobre los bienes de De Juana, autor material de al menos 25 asesinatos, para que haga frente a las indemnizaciones que no ha pagado a sus víctimas tras declararse insolvente y que, según datos de la Fundación Víctimas del Terrorismo, rondan los 8 millones de euros.

"Estamos haciendo una investigación patrimonial para evitar cualquier tipo de fraude", aseveró durante los Cursos de Verano de la Universidad Complutense el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que se comprometió a que todas las propiedades de este "terrible asesino" se dirijan a compensar económicamente a los familiares de sus víctimas.

En su escrito, la Fiscalía pide a la Audiencia diversas actuaciones para esclarecer todos los puntos oscuros que planean sobre la titularidad del piso. Así, le insta a que pida del registro de la propiedad de San Sebastián certificación de la inscripción de la vivienda, situada en la Avenida Carlos I, "así como las sucesivas transmisiones y los cargos que la vivienda tiene en la actualidad". También que requiera al Juzgado de San Sebastián competente para que inicie una investigación sobre la posible comisión por parte de De Juana o Aranzabal de un delito de alzamiento de bienes, que lleva aparejado penas de hasta cuatro años de prisión.

El escrito incluye además la solicitud de obtención de la certificación de defunción de Esperanza de Juana Chaos, madre del etarra, que falleció el 27 de enero de 2007, y el inicio de una investigación sobre la compra de la casa por parte de la esposa de De Juana y solicita una copia testimoniada de la póliza de préstamo hipotecario concedida por la Caja Laboral por un importe de 360.000 euros a cuarenta años.

Medidas todas estas que, tanto para PSOE como para el PP, son lógicas y pertinentes en un caso como el de De Juana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook