29 de abril de 2008
29.04.2008

ETA implanta el chantaje a plazos, una nueva modalidad de extorsión

29.04.2008 | 02:00

Los empresarios vascos denuncian de nuevo la continua exigencia del impuesto por parte de la banda terrorista

OTR/Press / Bilbao / Madrid
El chantaje de ETA a los empresarios vascos es una nota constante en los últimos meses pero no por ello deja de ser un fenómeno menos alarmante, y más ahora que parece que la banda ha implantado un nuevo sistema de extorsión. Por eso, y al hilo de las últimas informaciones surgidas en torno a este asunto, tanto Confebask como el Círculo de Empresarios Vascos alzaron ayer la voz para denunciar el "continuo goteo" de cartas de extorsión de la banda terrorista. Y, pese a que desde la patronal aseguran que no les consta que existan novedades sustanciales en esta campaña de extorsión, hay datos que apuntan a que en las últimas cartas, y por primera vez, ETA está ofreciendo a los empresarios chantajeados la posibilidad de pagar el impuesto a plazos, prueba de la voluntad de pervivencia en el tiempo de la organización terrorista.
Hace más o menos un mes, ETA ha enviado una nueva remesa de cartas de extorsión a empresarios vascos cuya máxima novedad es que la banda ofrece a los chantajeados la posibilidad de pagar el denominado "impuesto revolucionario" a plazos. Según revela una información de la Cadena Ser, ETA ofrece a los empresarios la posibilidad de pagar una cantidad anual hasta llegar a la suma exigida, que es la misma que en otras ocasiones, entre 50.000 y 70.000 euros.
Al parecer, en esta iniciativa novedosa para la banda, ETA está ofreciendo a los empresarios pagar unos 6.000 euros al año , una cantidad más fácil de asumir para un empresario que el pago global del montante total exigido por los terroristas. Y amparados en esta nueva modalidad de chantaje a plazos, ETA ha ampliado el número de extorsionados que ahora van desde propietarios de pequeños establecimientos hasta gerentes de empresas públicas.
Pero esta nueva modalidad no consta, al menos de momento, de forma oficial a la Patronal vasca. Así, la Confederación Empresarial Vasca confirmó que se está produciendo un goteo "más o menos continuo" de cartas de extorsión a empresarios vascos aunque dijo que no le constan "novedades" en cuanto al contenido de las misivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine