27 de abril de 2008
27.04.2008

La Ertzaintza detiene a 10 `abertzales' en Durango al impedir tres homenajes a HB

27.04.2008 | 02:00

OTR/Press / Durango / Bilbao
A la izquierda abertzale no le bastó ayer una prohibición expresa del Departamento vasco de Interior para no conmemorar el trigésimo aniversario del nacimiento de la formación ilegalizada Herri Batasuna. Hasta tres actos consecutivos improvisados tuvo que disolver la Ertzaintza, en un escenario de tensión y violencia que se saldó con una decena de detenciones y numerosos incidentes durante horas.
La izquierda abertzale había sido convocada ayer a la conmemoración del trigésimo aniversario de Herri Batasuna, prohibido el jueves por el Departamento vasco de Interior. Sin embargo, numerosas personas hicieron caso omiso de esta negativa y acudieron a la llamada, entre ellos el ex responsable de ETA Eugenio Etxebeste, "Antxon", el que fuera miembro de Herri Batasuna Tasio Erkizia, el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, y el dirigente de ANV, Kepa Bereziartua.
El miembro de la mesa nacional de Batasuna Iñaki Olalde señaló que con prohibiciones como la de ayer el PNV está "tomando la delantera al Gobierno español" y demuestra su disposición a profundizar "en la estrategia puesta en marcha en los últimos meses". Aludiendo a la "represión" de las últimas tres décadas, el miembro de la mesa nacional de Batasuna denunció "la actitud de los Urkullu, Balza y todos los representantes del PNV que un día gritan 'Gora Euskadi askatuta' (Viva Euskadi libre) y, al día siguiente lo que hacen es profundizar en la estrategia represiva que el PSOE está llevando a cabo".
En este sentido, afirmó que la izquierda abertzale pretendía "hacer un acto político en favor de una propuesta democrática", en alusión a su oferta de una autonomía que comprenda el País Vasco y Navarra. En esos momentos, Iñaki Olalde fue interrumpido por la Ertzaintza, lo que motivó una marcha de simpatizantes de la izquierda abertzale que terminó convirtiéndose en una batalla campal.
Los participantes de esta marcha comenzaron a cruzar contenedores por las calles del municipio vizcaíno, en el inicio de unos incidentes que no habían hecho nada más que comenzar y que originaron numerosas cargas policiales. Posteriormente, la izquierda abertzale intentó celebrar un acto político en la Plaza de Santa Ana, donde Olalde volvió a tomar la palabra. En total, a raíz de los desórdenes públicos, diez personas fueron detenidas.
Pero las críticas a las autoridades no sólo llegaron de la izquierda abertzale, sino que a ellas se sumó el portavoz de EA, Mikel Urijo. A su juicio, la prohibición del evento de ayer es "una garzonada más", puesto que "todo el mundo tiene que tener derecho a reunirse".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine