11 de abril de 2008
11.04.2008
40 Años

Zapatero no descarta "cauces de colaboración estables" con los grupos

Asegura que combatirá la desaceleración "con urgencia" y que "no descansará" hasta acabar con la violencia machista

11.04.2008 | 15:25

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, José Luis Rodríguez Zapatero, reiteró hoy su oferta de acuerdos al PP para los asuntos de Estado y su disposición al diálogo con todos los grupos, incluidos "cauces de colaboración estable", durante el breve discurso con el que abrió la sesión parlamentaria en la que se votará, por segunda vez, su investidura como jefe del Ejecutivo.


Zapatero, que necesita sólo mayoría simple para ser elegido presidente --tras no lograr la absoluta el miércoles--, insistió en que en los próximos cuatro años quiere "llevar a la práctica una idea de España que, aunque defendida autónomamente por el PSOE, puede ser defendida por la mayoría de la Cámara".


El líder socialista señaló que aunque su partido "dispone de una mayoría clara de 169 escaños", ésta "no es una mayoría suficiente" y por ello buscará siempre el respaldo de otros grupos, de los que se abstengan en la sesión de investidura y de quienes voten en contra. "Vamos a cultivar esos lugares de encuentro, sin descartar cauces de colaboración estable y predecible", añadió.


"La España democrática, pluralista y diversa, la España de hoy, sólo se puede gobernar bien con diálogo", recalcó Zapatero, subrayando que su intención es mantener el "diálogo institucional" con las comunidades autónomas, el diálogo social como "elementos estratégico" de la política económica y social" y el diálogo político para reforzar mayorías y llegar a acuerdos en los asuntos de Estado con todos los grupos y en especial con el principal partido de la oposición".


En este sentido, reiteró que buscará "el acuerdo con todos" en los asuntos en los que la democracia "gana siempre con la puesta en común de ideas y voluntades y pierde siempre con la confrontación partidista" y que "requieren la colaboración singular de la primera fuerza de la oposición".


Así, en primer lugar llamó al PP a colaborar para "trazar y apoyar una estrategia de lucha antiterrorista compartida por todos para vencer a ETA", renovar el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), para preparar la presidencia española de la UE en 2010 y para "consensuar las bases de la reforma de la Administración de Justicia".

"Idea de España"

Igual que el pasado martes en el primer debate, Zapatero comenzó y terminó su discurso haciendo referencia a su "idea de España", que definió como "progresista e integradora, próspera y justa, solidaria, eficiente, diversa y cohesionada, comprometida con la paz".


Habló además de una "España en continuado crecimiento económico y que en esta fase atienda más intensamente a los ciudadanos" y que "se encamine pronto hacia tasas más intensas de progreso y bienestar", con "robustas políticas sociales" y empleo más estable.


En esta línea, aseguró que el Gobierno responderá "a los efectos de la crisis mundial sobre la economía española" y que "lo hará con urgencia, con medidas de alcance coyuntural y con reformas y medidas a más largo plazo".


Recordó además que promoverá el diálogo "inmediato e intenso" con empresarios y sindicatos para alcanzar un gran acuerdo sobre competitividad, incluyendo el mercado de trabajo.
Por otro lado, defendió que su "idea de España" contempla "instituciones fuertes y administraciones eficaces", es "una España habituada a integrar su diversidad por medio del respeto, la cooperación y el diálogo" y "un país seguro y política y socialmente unido contra la amenaza y la violencia terroristas".


Habló asimismo de "una nación con voz propia en el mundo, defensora de la paz y profundamente solidaria" y "una España de ciudadanos más libres" y "mejor formados".


Zapatero garantizó que su Gobierno tendrá "indiscutible personalidad social" y hará hincapié en la atención a la dependencia, a las familias y a quienes más lo necesitan, entre ellos a los jóvenes que buscan vivienda.

Violencia machista

El Ejecutivo, agregó, "no descansará hasta que nunca más una mujer sufra la violencia machista", atacará "toda forma de discriminación" y velará por la igualdad de derechos y deberes de todo el mundo, además de "adecuar la inmigración a las circunstancias del mercado de trabajo" y fomentar la educación, la investigación las infraestructuras y las energías limpias.
Zapatero repitió asimismo su compromiso de reformar el Gobierno, la Administración General del Estado y la Justicia y actuar "en cooperación leal con las comunidades autónomas y los ayuntamientos".


En materia de política exterior, aseguró que buscará un "papel relevante" sobre todo en Europa, pero también América Latina y Africa.


Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, reafirmó que el programa del nuevo Gobierno será el que presentó el PSOE en las últimas elecciones generales, si bien recalcó que "el cumplimiento programático no es incompatible con acuerdos".


Alonso resaltó que los 169 escaños y once millones de votos obtenidos el 9 de marzo dan al PSOE una mayoría suficiente para sacar adelante su programa electoral y garantizó que se ocupará de de forjar acuerdos permanentemente con unas y otras fuerzas. De hecho, dijo interpretar las abstenciones de las minorías como una "puerta abierta para el encuentro" a lo largo de la legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine