Tras señalar que el agresor ha sido uno de los participantes en la concentración convocada por el PNV de apoyo al lehendakari, Juan José Ibarretxe, criticó que la Ertzaintza le haya dejado en libertad, sin proceder a su identificación. Por ello, el Foro de Ermua aseguró que denunciará también a quien "le ha dejado escapar".

El miembro de la Junta directiva de este colectivo, Antonio Aguirre, que compareció ante los medios de comunicación tras la agresión "un poco conmocionado mentalmente", señaló que "es alucinante" que una concentración "convocada por el PNV, básicamente, y el Gobierno vasco acabe con unas agresiones" al Foro de Ermua.

En este sentido, subrayó que los participantes en el acto de apoyo al lehendakari, Juan José Ibarretxe, han comenzado increpando a los representantes de este colectivo y se ha ido "acumulando más gente" en su contra, mientras "arreciaban los insultos y las descalificaciones". "La Ertzaintza ha intentado protegernos lo que ha podido, aunque creo que ha cometido un error al no dejarnos entrar por la escalinata principal", apuntó.

A su juicio, el hecho de que los agentes les hayan hecho entrar por la entrada de atrás del Palacio de Justicia "ha propiciado que esa calle pequeña se juntase más gente" y les "acorralase". En ese momento, una persona se le acercó y le pegó una patada en los genitales. "Me he caído redondo y he perdido la consciencia unos segundos", indicó.

Tras recordar que le han atendido los médicos de una ambulancia, Aguirre dijo que se encuentra "bien", pero que siente "una indignación ilimitada". "Yo no me podría imaginar que los nacionalistas pudiesen llegar a agredir físicamente a compañeros, a conciudadanos del País Vasco, por ejercer nuestros derechos, como así lo estamos haciendo y lo vamos a seguir haciendo", manifestó.

En este sentido, aseguró que seguirá en su "lucha por la libertad y la democracia en Euskadi" en el Foro de Ermua. "Franco no me calló, ETA tampoco y estos nazis no me van a callar", aseveró, para realizar un llamamiento a la dirección del PNV y al lehendakari, Juan José Ibarretxe, para que "no pongan a los miembros del Foro de Ermua en el punto de mira de ETA".

DENUNCIA

Por su parte, el abogado de este colectivo, Fernando García-Capelo, denunció que "es propia de sociedades no democráticas" las concentraciones como la convocada esta mañana por el PNV ante el Palacio de Justicia de Bilbao ante la comparecencia del lehendakari, Juan José Ibarretxe, ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

En este sentido, recordó que ésta "ha terminado, no sólo con una catarata de insultos, sino con la agresión" a Antonio Aguirre, y gritos de los participantes en la concentración que decían "que se muera". Además, criticó que la Ertzaintza, tras haber retenido al agresor, "lo ha dejado marchar sin identificarle".

"Nosotros interpondremos las denuncias oportunas de manera inmediata, no sé si hoy mismo o mañana, pero interpondremos denuncias contra el agresor y contra el responsable de haberlo dejado escapar y, si hubiese algún responsable político que hubiera dado órdenes de no perseguir este tipo de agresiones, por supuesto, también", añadió.

EMPLAZAMIENTO A IBARRETXE

Además, el también representante del Foro de Ermua, Iñaki Ezkerra, manifestó que, "ya que el lehendakari dice que se reúne con ETA por la paz, si quiere hacer algo por la paz, lo primero que tiene que hacer es controlar a su propio partido, que ha demostrado que tiene gentuza más violenta que la de Batasuna".

En su opinión, con este episodio, "se ha visto claramente quiénes son las víctimas y los amenazados, y desde luego, no es Ibarretxe". "Esto ha demostrado, simplemente, ´la matonería´ de ese partido, el ambiente de pelea amañada que se vive en este país desde hace tres décadas", añadió.

En esta línea, denunció "la amenaza tácita, implícita, que, a veces, se hace explícita, como en este caso, del poder nacionalista". "Habéis visto cómo se reían de una persona a la que han agredido y que está en el suelo, y a esas damas del PNV cómo disfrutaban viendo a una persona agredida", destacó.

Por ello, dijo que "aquí el problema no es sólo ETA, sino el propio PNV, que ha alentado una ideología totalitaria". "Y, desde luego, el Foro de Ermua emprenderá todas las acciones legales que pueda contra esta agresión, contra sus responsables fácticos y responsables morales y políticos", aseveró.